Temas

​De los micrófonos a la política: una tendencia polémica en Junín 

“Comunicadores acaban haciendo eso que, cuando estaban en la radio, cuestionanban tanto”, señalan

​De los micrófonos a la política: una tendencia polémica en Junín 

​De los micrófonos a la política: una tendencia polémica en Junín 

18 de Abril del 2017 - 11:05 » Textos: Daniel Mitma » Fotos: Correo

La pretensión de locutores y periodistas de lograr un cargo político se ha vuelto una práctica común en la región. El ejemplo del gobernador Ángel Unchupaico es uno de los más resaltantes. Para el ingeniero y periodista Manuel Gago, “si un periodista llega a ocupar un cargo público pierde la esencia de la profesión” y califica el hecho de poco ético y moral: el aprovechar la ventaja de los micrófonos. “Desde mi punto de vista el periodista debe ser siempre periodista”, sostiene.

Por su parte, el comunicador Rober Villalva intenta explicar esta suerte de tendencia con esta frase: “¿Amor el chancho o al chicharrón?”, y señala que los motivos de estas postulaciones podrían ser un “sentimiento ególotra” o el dinero que la política promete si se llega a cargo.

Luego de que Unchupaico lograra ocupar un lugar en la política, un gran número de comunicadores quizo aplicar su estrategia. Betty Chamorro, ex alcaldesa de Chilca, lo hizo. Y la lista es extensa: Eder Castro Cajachagua, ex alcalde de Acolla; Guzmán Marrufo, alcalde de Perené; Carlos Arredondo Mayta, alcalde de La Oroya; Percy Chagua, alcalde de Junín; Ginés Barrios Alderete, ex consejero regional, entre otros.

Para el catedrático en Política Internacional, Jhony Carhullanqui un verdadero periodista no es compadre de ningún político y si hace política nunca mas debiera volver a ser periodista. “Pero el que usa el periodismo como un trampolín para un cargo político es un traidor y sinvergüenza”, manifiesta.

Esta campaña que se acerca tendrá a varios locutores y comunicadores en carrera: Rafael Meza, Carlos de la Cruz, Cristian Mantari. Las polémicas locutoras Lizeth Vásquez y Marcelina Cuba también postularon a la alcaldía de sus localidades.

En ese sentido, Gago agrega que otro factor a cuestionar es la preparación que tienen estos postulante. “Al momento en que te eligen no puedes comenzar a practicar, uno tiene que prepararse”, dice y sentencia: “Lo que criticaban desde el micrófono, lo hacen exactamente igual”.

Por último, Villalva argumenta que a estos fustigados candidatos les espera un escenario decadente donde el mayor augurio es el desprestigio y la incompetencia.

“Si un periodista llega a ocupar un cargo público pierde la esencia de la profesión”, sostiene Manuel Gago.

Ojo en Familia

Lo más leído