Temas

Huancayo: ​39 presidiarios están condenados a morir entre los barrotes

La difícil realidad de los internos que cometieron los crímenes que les hizo merecer la pena máxima

Huancayo: ​39 presidiarios están condenados a morir entre los barrotes

Huancayo: ​39 presidiarios están condenados a morir entre los barrotes

13 de Junio del 2017 - 09:23 » Textos: Carmen Ramos » Fotos: Correo

Solo muertos podrían salir del penal. Ellos son 39 internos que vivirán toda su vida detrás de los barrotes por haber cometidos los crímenes más execrables, asesinato y violación a menores de edad, lo cual generó que los jueces les dieran la sentencia de cadena perpetua. 

Uno de estos condenados es el recordado, Carlos Béjar Mondaca, que hace 11 años cometió uno de los crímenes que conmocionó a Huancayo.

758 internos cometieron delito contra la libertad sexual, incluso a menores de edad

El 30 de abril del 2006, en el cuarto del Jr. Arica 339 Huancayo donde habitaba Carlos Béjar se hallo un cuadro aterrador: en el colchón sobre el suelo yacía el cuerpo inerte de una adolescente, estaba desnuda con pies y manos atadas con cinta de embalaje. La víctima era la adolescente Mayumi (13), quien visitó la vivienda donde habitaba su compañera Yumira, quien era sobrina del criminal. Por ese hecho fue sentenciado a la máxima pena.

OPTAR POR LA RELIGIÓN. El director del Instituto Nacional Penitenciario, José Herrera manifestó que los condenados a cadena perpetua, han optado por refugiarse en la religión para poder hacer más llevadera su vida tras las rejas.

“Los condenados a cadena perpetua han sido abandonados por sus familiares, y muchos de ellos han optado por aceptar la ayuda de los misioneros de religiones que van al penal a llevarles algo de consuelo con la palabra de Dios, eso les ayuda a seguir adelante, ellos se han resignado a quedarse en la cárcel”, acotó José Herrera.

Asimismo mencionó que otros 48 internos también están sentenciados a condenas de más de 35 años. En el penal de Huancayo está hacinado, en la actualidad existen 2170 internos, cuando el penal es solo para 680 personas. Por el hacinamiento que existe muchos presos tienen que dormir en el piso. Para esto se proyecta construir dos pabellones más y aliviar el hacinamiento.

.