Temas

"La estrangulé porque quería irse con otro", la terrible confesión de un asesino

En diligencia detenido revela a policías que la asfixió con soguilla que guardó en su mototaxi
"La estrangulé porque quería irse con otro", la terrible confesión de un asesino

"La estrangulé porque quería irse con otro", la terrible confesión de un asesino

13 de Septiembre del 2017 - 09:07 » Textos: Rosario Rodríguez » Fotos: Cortesía

Se mostraba sereno, sabía que le esperaba la cárcel y decidió someterse a la confesión sincera. Cuando regresó a la vivienda del jirón Lima N° 186 del distrito de San Jerónimo de Tunán, aquel que era su nido de amor y dónde paradójicamente acabó su pasión, recordó cómo mató a su conviviente.

Henry Manuel Córdova Ambrosio (43), relató a los policías y fiscal de turno que el domingo último, al promediar las 05:30 horas, escuchó a su pareja Claudia Lilia Castro Ramos (43), hablando por teléfono. Según el chofer, Claudia comentó a un sujeto que se iba encontrar con él, luego que su esposo se marchara, esto lo encolerizó, le reclamó, ambos discutieron, se golpearon y él terminó matándola.

PIDEN JUSTICIA. En la reconstrucción, Henry Córdova esperó unos minutos, creyendo que su ella despertaría, pero al darse cuenta que estaba muerta, a las 09:10 horas, llamó a los policías para comunicarles que había matado a su pareja. Luego sin saber qué hacer escapó, meditó y con su abogado pensó en entregarse.

“La estrangulé con una soguilla porque quería irse con otro. Me dijo que ya no quería seguir conmigo, que iba a vivir con otro”, reveló ante las autoridades. La mañana del lunes, el chofer implicado en feminicidio con su abogado acudió a la Tercera Fiscalía Penal de Huancayo, pero al haber pasado la flagrancia y con su confesión, la Fiscalía pidió la orden de detención preliminar que fue admitido por el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria y los policías de San Jerónimo con el teniente PNP Quispe, lo detuvieron y trasladaron al local de la Divicaj. Henry Córdova aseveró que asumirá si responsabilidad y pidió que le perdonen por lo que hizo. Ayer, los dolientes clamaron justicia.

EVIDENCIA. La soguilla con la que asfixió a Claudia estaba en el cajón de la mototaxi de Henry. Los deudos piden castigo ejemplar.