Temas

La Oroya: Bloqueo de carreteras habría cobrado su primera víctima mortal

Se trata de un pequeño de poco más de un mes de nacido
La Oroya: Bloqueo de carreteras habría cobrado su primera víctima mortal

La Oroya: Bloqueo de carreteras habría cobrado su primera víctima mortal

17 de Agosto del 2017 - 12:38 » Textos: Mario Huarcaya » Fotos: Mario Huarcaya

Hace unas horas, docentes, padres de familia y trabajadores de la empresa Doe Run Perú, bloquearon la Carretera Central al tomar el kilómetro 01 de la vía en La Oroya, a la altura del puente Club Peruano.

Pese a la insistencia de los agentes de la Policía Nacional que intentaron dialogar con los docentes para que liberarán la vía, esta permanecía tomada y largas colas de vehículos se formaron a ambos lados de la Carretera Central.

Pero este fue un factor determinante para una humilde madre de familia que llevaba a su hijo desde el barrio Buenos Aires al centro de salud de la ciudad. El pequeño de poco más de dos meses de nacido tenia dificultades para respirar y por ello su madre lo llevaba al centro de salud cuando se encontró con un gran congestionamiento de tránsito provocado por la huelga de docentes. La mujer esperó por varios minutos a que se restableciera el pase y mientras la salud del menor empeoraba, bajó del auto que la transportaba y caminó por varias cuadras con su bebé en brazos pasando la larga hilera de unidades paralizadas.

Varios testigos del hecho narran que la ambulancia de Tarma le dio alcance y llevó al menor al centro de salud abriéndose paso entre los manifestantes,  pero allí ya solo certificaron su deceso.

Se supo que el comandante PNP Zaguma de la Comisaría de La Oroya, negó que la huelga docente haya tenido responsabilidad en la muerte del niño pues su madre no necesariamente debía pasar por el trayecto bloqueado por los profesores, sin embargo testigos del hecho indicaron que fue  la congestión de tránsito provocada por el bloqueo lo que evitó que el auto que transportaba a madre e hijo pudiera pasar hasta su destino.

El padre del menor Giovanni Pacheco Sánchez (35), comerciante de venta de dulces en el mercado central solo atinaba a llorar desconsolado, mientras la madre Mariela Rivera Paniajo sufrió una crisis provocada por la muerte de su único hijo, quien días antes permaneció internado en Essalud.