Temas

Las 'norteñas', la peligrosa fascinación nocturna de las calles de Huancayo

De noche el jirón Arequipa es zona de prostitución

Las 'norteñas', la peligrosa fascinación nocturna de las calles de Huancayo

Las 'norteñas', la peligrosa fascinación nocturna de las calles de Huancayo

21 de Noviembre del 2016 - 10:01 » Textos: Correo » Fotos: Correo

Las conocen como las norteñas y se han convertido en la “sensación de las calles”, por su juventud y belleza. Ellas ejercen el oficio más antiguo del mundo en una nueva zona rosa de Huancayo, los jirones Lima, Arequipa, Loreto y Paseo La Breña. Las norteñas jalan y engatuzan a sus clientes y los llevan a los hostales que están por la zona, donde les cobran entre 30 y 50 soles, los vecinos han visto que en muchas ocasiones asaltan a los parroquianos y los lanzan a la calle, según el seguimiento que le han hecho los serenos de Huancayo. 

6 tarde a 11 de la noche trabajan las meretrices por el jirón Arequipa y son difíciles de retirar.

El último sábado cerraron uno de estos hostales donde se ejercía la prostitución clandestina y ayer por la mañana se conoció que quería retirar el muro de concreto que pusieron en el hostal del jirón Arequipa, el jefe del Serenazgo, Gino Echevarría ordenó que el patrullaje sea permanente, pero se presume que estarían llevando a sus clientes a otros 3 hostales más que hay por la zona.

En octubre fue cerrado el hostal Cielo y en esa ocasión encontraron a mujeres y parroquianos y lo más sorprendente fue que muchas de ellas salieron cargando a sus hijos en los brazos y tapados con frazadas en un operativo en la madrugada.

Jirón Calixto tomado por los homosexuales

El jefe del Serenazgo de la comuna huanca, Gino Echevarría dijo que la prostitución no es un delito y cuando intervienen a las meretrices, estas vuelven a las calles. Sin embargo la comuna huanca cierra los hostales acuden con los parroquianos.

Alertó que muchas de estas mujeres llevan a los hostales a sus clientes y cuando están dentro, salen sus cafichos debajo de las camas y golpean y roban a los incautos. Lo mismo ocurre con muchos homosexuales que se prostituyen en las tardes y en las noches. Los serenos comentan que a partir de las 11 de la noche cuando ya no hay vigilancia, los varones bajan hasta la calle Real para buscar cliente. Los vecinos que tienen restaurantes en esa zona se han quejan por eso continúan los operativos.

Lo más leído