Temas

Primera subasta por Doe Run fue declarada desierta

Ninguno de los interesados presentó propuesta para adquirir complejo por $271 millones

Primera subasta por Doe Run fue declarada desierta

Primera subasta por Doe Run fue declarada desierta

07 de Julio del 2017 - 10:43 » Textos: Correo » Fotos: Correo

PANORAMA INCIERTO. El Perú declaró desierta ayer, por falta de postores, la subasta del complejo metalúrgico de La Oroya -administrada por años por Doe Run con severos daños medioambientales-, según informaron agencias internacionales.

De esta forma, los esfuerzos del Gobierno por buscar una empresa que continúe a cargo de este proyecto, esencial en la generación de empleo en la región Pasco, sufrieron una primera derrota.

Ahora se procederá a una segunda oferta de venta y a otra tercera de ser necesario, con lo que se busca que la planta vuelva a operar.

Los probables inversionistas habían solicitado que se flexibilicen los estándares ambientales, algo a lo que el Gobierno accedió con el objetivo de destrabar el proceso de compra.

La planta metalúrgica de La Oroya explota una mina de cobre y tenía un precio base de $27127 millones.

Según la agencia Reuters, se ha programado para el 17 de julio una segunda subasta del complejo, y si esta fracasa, se realizará otra subasta el 26 de julio. En cada caso se reducirá el precio base en un 15%.

HISTÓRICO. La fundición de cobre, zinc y plomo La Oroya, de casi un siglo de antigüedad, fue controlada durante la década pasada por Doe Run Perú, una filial de Renco Group de Estados Unidos.

El complejo fue cerrado en 2009 cuando Doe Run Perú se quedó sin dinero para operar y completar la modernización de la planta.

En 2015, una marcha en La Oroya para pedir al Gobierno que ayude a que la planta vuelva a operar terminó con un muerto y 50 heridos tras enfrentamientos con la PNP.