Temas

​Administrador celoso asesina de cuatro balazos a una joven huanuqueña 

Agentes de la policía lograron capturar al asesino y a sus dos cómplices en la región de Áncash

​Administrador celoso asesina de cuatro balazos a una joven huanuqueña 

​Administrador celoso asesina de cuatro balazos a una joven huanuqueña 

06 de Junio del 2017 - 00:38 » Textos: Efraín Huerta » Fotos: Correo

Una humilde joven huanuqueña de solo 21 años fue asesinada de cuatro balazos por su pareja, un administrador de 40 años, que cegado por los celos le dio muerte.

ASESINATO. La novel fue identificada como Hilsia Gadi Príncipe Veramendi (21) y que fue asesinada por un administrador identificado como Josías Vega Pantoja (40), el cual fue capturado por la división de investigación Criminal de Lima en la Urb. Las Casuarinas Mz B-2, lote 3, en Puente Piedra.

El cobarde administrador no actúo solo sino con otros desalmados cegaron la vida la joven huanuqueña .

En la región de Áncash fueron capturados sus secuaces y fueron reconocidos como Luciano de la Cruz Borja (59) y Santiago Felipe Meza Rodríguez (45).

Han transcurrido más de 420 días desde que sucedió el crimen y luego de varias investigaciones de parte de los efectivos de homicidios y criminalista de Lima lograron poder atar los cabos sueltos en esta triste historia.

HISTORIA.  Según reportes oficiales la última vez que vieron con vida a Hilsia Gadi fue el 10 de abril del 2016. “Ese día, ella salió al colegio Bartolomé Herrera, en Los Olivos, a sufragar”, contó a los detectives.

Seís días después apareció muerta cerca del río Lacramarca, en La Campiña de Chimbote (Áncash). Tenía dos tiros en la cabeza y otros dos en un brazo. Los investigadores de la III Macro Región Policial establecieron que Josías Vega Pantoja, con quien mantenía una relación paralela, la llevó con engaños a Chimbote. Este se había enterado de que Hilsia tenía otro compromiso y la coaccionó para que lo dejara.

“Manejaba sus redes sociales de Facebook, WhatsApp y teléfono, descubriendo sus infidelidades. Este hecho despertó sus celos y una ira incontenible”, reveló un policía.

Las autoridades entonces solicitaron el levantamiento del secreto de las telecomunicaciones y lograron cercar al asesino 

LLAMADAS. Mediante los geolocalizadores de celulares lograron establecer relación entre la víctima y el administrador.