Temas

Berly Díaz: ​"Me gusta llevar a los alumnos al límite de sus conocimientos"

El comunicador debe ser místico

Berly Díaz: ​"Me gusta llevar a los alumnos al límite de sus conocimientos"

Berly Díaz: ​"Me gusta llevar a los alumnos al límite de sus conocimientos"

26 de Mayo del 2017 - 09:49 » Textos: Efraín Huerta » Fotos: Efraín Huerta

Berly Díaz Coavoy, amante de la música trova y The Beatles, enamorado de la vida como de su familia. En sus tardes libres se convierte en dibujante. Díaz es uno de los primeros profesores de la carrera Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán (Unheval) y desde que arribó hace más de 25 años a la tierra del Cóndor Pasa, ha generado controversia en su forma de enseñanza llevando a todos sus alumnos a los límites de sus conocimientos.

¿ Por qué decides estudiar Ciencias de la Comunicación ? A mi me gustaba la pintura y en realidad quería ser dibujante, hacer dibujos animados, pero no existía una carrera especializada en ella , por eso ingreso a la Universidad San Martín en la carrera de Comunicación, por aquellos años de 1982 y en la que aprendí mucho, tuve muy buenos docentes que nos exigían. Me especialicé en producción audiovisual que era lo más cercano al cine en esos tiempos.

¿Cómo ha evolucionado la carrera de Comunicación en estos años? Desde que llegué a la escuela de Comunicación, que por cierto antes estaban juntos con las escuelas de Psicología y Sociología , fue muy complicado, no teníamos equipos para filmación, ni un aula especializada en edición, y ni hablar en escenografías. Fue muy duro tantos años pero a pesar de todo comenzamos un trabajo que hasta el momento está dando buenos resultados. Pero todavía la escuela no se encuentra. Porque cuando tuvimos una visita de un doctor cubano en Comunicación, él nos dijo tajantemente, que nosotros no hacemos investigaciones cualitativas, no enseñamos a los alumnos a realizar investigaciones cualitativas y estos temas nos están dejando relegados. Pero esto se puede mejorar y cambiar. Hemos pasado de todo en la carrera, intervenciones de la universidad, reestructuraciones y ahora entramos a la nueva Ley Universitaria, sin duda los cambios son buenos pero generalmente no nos encontramos preparados.

¿Te han criticado mucho por los métodos que empleas en la enseñanza? Bueno a mi siempre me han criticado porque siempre soy muy exigente. Siempre les digo a los alumnos que la Unheval ya no es el colegio, aquí no se regalan las notas. Los estudiantes deben ser responsables con lo que están haciendo, sino tendremos un mal producto. Los docentes somos también parte de esa responsabilidad de sacar buenos alumnos para las empresas e instituciones, sino dirán ¿de que universidad eres?.

¿Te sientes querido por los alumnos? Yo me quedo con los alumnos que si saben reconocer, me quedo también con los alumnos que en la vida han aprendido a ser gratos. Yo siempre he dicho en la vida se aprende de todo, desde la señora que vende galletas. Sin embargo yo escucho a alumnos que dicen que en esta escuela no han aprendido nada, eso dice mucho de ellos, pero me gusta más la gente grata. En lineas generales me quedo con esos estudiantes que valoran la enseñanza. Pese a quien le pese yo hice historia en Comunicación, porque hice los planes curriculares hasta el momento.

¿Cómo mira a los nuevos comunicadores? Hay alumnos entusiastas, hay otros que van descubriendo la carrera y al final se dedican con muchas ganas. Diría que la comunicación siempre es mística y un alumno debe buscar ello. Pero existen estudiantes que van al otro lado y que buscan la política, pero yo pienso, que primero debe ser la sociedad que la política. Hablando de alumnos y la mística, un exalumno Clemente Dávila se fue a México a estudiar producción y ahora es un orgullo de todos. Algo hemos aportado y bueno lo he visto actuando, desarrollando cortos.

¿Tenemos un buen nivel en comunicación? Sí, yo pienso que así es. Han venido diversos expositores y maestros que nos reconocieron. Existe una muestra muy bien representada que da la cara y con lo que hacemos, de alguna forma, preparamos al alumno para diversos campos.

¿Qué sacrificios realizó en estos 25 años ? Bueno , sin duda la familia es la más sacrificada. Abría y cerraba la Unheval.