Temas

Ica

Congreso declara de interés nacional la ejecución de la doble calzada Ica - Guadalupe

Gobierno Regional debe negociar con tres propietarios para construir la doble vía desde El Álamo a Guadalupe

Congreso declara de interés nacional la ejecución de la doble calzada Ica - Guadalupe

Congreso declara de interés nacional la ejecución de la doble calzada Ica - Guadalupe

02 de Febrero del 2017 - 11:54 » Textos: Harold Aldoradín » Fotos: Diario Correo

La comisión permanente del Congreso de la República declaró de necesidad pública e interés nacional la ejecución de la doble vía desde El Álamo (Ica) hasta el estadio de Salas (Guadalupe).

El promotor de la Ley Nº 198, el congresista Miguel Ángel Elías Ávalos, explicó que la “declaratoria es para respaldar al Gobierno Regional de Ica en su necesidad de continuar la doble vía hasta Guadalupe”.

“El impedimento que se remonta a más de una década era la negociación con los propietarios de 9 predios que se encuentran invadiendo la vía pública, con seis de los cuales se llegó a un arreglo económico, pero no con otros tres propietarios, lo que conllevó al retraso”, comentó.

Reiteró que el gobernador regional Fernando Cillóniz Benavides “tiene el respaldo del Congreso para negociar con los tres dueños de los predios quienes se verán obligados por ley a vender”.

“Espero que el gobernador regional, amparado en la ley de mi autoría, construya la ansiada doble vía Ica- Guadalupe”, recalcó Elías Ávalos.

El Gobierno Regional debe expropiar los terrenos para ejecutar la obra.

Cabe señalar que la ejecución de la doble calzada lleva años sin poder ser cristalizada. Los primeros impulsores fueron las municipalidades de Subtanjalla y Salas Guadalupe, además de la comuna provincial.

El convenio firmado entre los tres municipios permitía que el desaparecido Consejo Transitorio de Administración Regional (CTAR), hoy Gobierno Regional de Ica, se encargue de la ejecución.

Por aquella época, la Municipalidad Provincial de Ica aportaría cinco millones de soles; en tanto, las dos municipalidades distritales se encargarían de sanear los terrenos.

Después de varias décadas, el saneamiento de los terrenos fue imposible y fue necesario emitir una ley para expropiar los predios y construir la doble calzada.