Temas

Ica

Dopan a universitario en discoteca para robarle sus pertenencias

Estudiante de 26 años presentaba síntomas de dopaje hasta la mañana de ayer. Su padre había denunciado su desaparición en la comisaría.

Dopan a universitario en discoteca para robarle sus pertenencias

Dopan a universitario en discoteca para robarle sus pertenencias

11 de Abril del 2017 - 10:44 » Textos: S. Farfán » Fotos: Grupo Epensa

Un joven universitario de 26 años se convirtió en una nueva víctima de las “peperas”, quienes le robaron todas sus pertenencias, además de su ropa.

El joven había salido de su casa, en el distrito de Pachacútec, a las siete de la noche del sábado para recoger una camisa de su instituto y en la calle Lima, del centro de Ica, se encontró con unos amigos con quienes decidieron ir a una conocida discoteca.

En el local, al joven lo habrían abordado dos mujeres que le dieron de tomar una copa de vino. Mientras esto sucedía, sus amigos se retiraron del lugar luego de tener problemas con algunas personas que estaban allí.

Según dijo el padre del universitario, José Aronés, sus amigos le habían contado que antes de irse llamaron a su hijo y este les había dicho de que ya iba a salir.

Pero lo que le dijeron no era verdad -según el padre- porque su hijo le contó que no le avisaron que se iban y además le habrían quitado la camisa que había comprado. El joven, minutos después de que sus amigos salieron, tomó el vino que le dieron las mujeres y perdió el conocimiento.

Durante la noche del sábado y el domingo, los padres del universitario no sabían dónde estaba su hijo, por lo que denunciaron su desaparición en la Comisaría de Pachacútec.

El caso fue derivado al Departamento de Investigación de Trata de Personas y Desaparecidos (Depintrap) y el personal de esta unidad junto con los padres redoblaron la búsqueda en las comisarías, hospitales, morgue, hoteles y calles de Ica hasta que el estudiante regresó a su casa a las nueve de la noche del último domingo con signos de haber sido dopado. El padre contó que llevó a su hijo al Hospital Regional y el médico de emergencias no quiso atenderlos porque no creía que estuviera dopado a pesar de que le mostraron la denuncia por desaparición. Los agentes tuvieron que hablar con el profesional para que le realizaron un lavado gástrico. Por último, solicitaron a medicina legal un examen toxicológico.