Temas

Ica

Ica tiene 53 centros poblados vulnerables a huaicos e inundaciones

110 millones de soles en daños han dejado las últimas precipitaciones y caída de huaicos en la región Ica, según el estudio de la ANA.

Ica tiene 53 centros poblados vulnerables a huaicos e inundaciones

Ica tiene 53 centros poblados vulnerables a huaicos e inundaciones

01 de Marzo del 2017 - 10:41 » Textos: H. Aldoradín » Fotos: Grupo Epensa

El pasado 16 de febrero, la Autoridad Nacional del Agua publicó en el Diario Oficial El Peruano el estudio “Complementación de identificación de poblaciones vulnerables por activación de quebradas 2016-2017”, elaborado por la Dirección de Estudios de Proyectos Hidráulicos Multisectoriales.

Los estudios han identificado 53 quebradas, en igual número de centros poblados de las cinco provincias iqueñas, que constituyen un peligro, siendo las más graves las quebradas Tortolitas, Ranchería, San Francisco y La Yesera, en el distrito de Los Molinos.

También está Cansas en el distrito de Parcona. Otras quebradas de alto peligro están en el distrito de Yauca del Rosario: Tingue y Yauca.

En el distrito de Humay se tiene cinco quebradas que se podrían activar por las lluvias inusuales que la tarde del lunes empezaron a caer en toda la región Ica. Dichas quebradas son Pallasca, Pantayco, Hoyada Ranchería, Auquix y Huaya Grande.

En el distrito de Huáncano están Villanueva y Huáncano, quebradas que podrían afectar a cerca de mil familias.

Las quebradas Pampas de Chincha y Huachinga ponen riesgo a las familias del distrito de Alto Larán.

El Carmen teme que se active la quebrada de Pampas de Los Arrieros.

En el distrito de Vista Alegre (Nasca) están las quebradas Virgen de Chapi, Nuevo Vista Alegre, Nueva Villa y Cabeza de Cura.

En los centros poblados Buena Fe y Las Palmeras existe el temor de que por las quebradas de Cerro Blanco discurran aguas producto de las fuertes lluvias.

El Molino y La Ayapana ponen en peligro a la población del distrito de El Ingenio y sus diferentes poblados. En Tibillo está la quebrada del mismo nombre.

En el distrito palpeño de Santa Cruz están las quebradas El Carmen, Alto Larán y Pampa Blanca. Río Grande tiene a Chantay, Huambo, La Isla, Santa Rosa, San Jacinto, Pacoya y Cardal Sanjón. En Palpa están Saramarca, La Falda, San Ignacio, Sacramento, Pueblo Nuevo, San Antonio y Carlos Tijero, estos dos últimos en Llipata.

Montesierpe y Humay ponen en peligro a la población del distrito de Humay.

En Huáncano están las quebradas de San Vicente, Quitasol, Huayanga, Reposo, Paracas y Huayanto - Pámpano.

HISTORIA. Durante enero de 1998, la quebrada La Yesera se activó ocasionando daños en el distrito de Los Molinos y los sectores Santa Rosa, Galagarza y callejón de Los Romeros.

Ese mismo año la quebrada Tortolitas causó daños en los sectores Hogar de Cristo y Trapiche, también en el mismo distrito.

En el 2008, la quebrada San Ignacio afectó a más de 20 familias del poblado del mismo nombre; y el mismo año, también afectó a seis familias la quebrada Sacramento.

La quebrada Vista Alegre en el 2012 afectó a 60 familias en los sectores Aeropuerto, La Primavera y Unión Majorito.

Y el 2015, el centro poblado de Tulín (El Ingenio) fue afectado por la quebrada La Ayapana.

PRECIPITACIONES. La tarde del lunes, las fuertes lluvias volvieron a sorprender a la población en Ica provincia y el resto de provincias como Palpa y Nasca, esta última fue la más golpeada.

Según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), las lluvias de moderada intensidad se extenderán hasta el sábado 4 de marzo.

Las precipitaciones estarán acompañadas de descargas eléctricas y ráfagas de viento.

Las lluvias en la zona baja del valle iqueño incrementaron el caudal del río Ica, que llegó a tener hasta 110 metros cúbicos por segundo, que en el transcurso del día se redujo a 80 metros cúbicos por segundo.

Las fuertes precipitaciones generaron la caída de huaicos por la quebrada Cansas, ubicada en el distrito de La Tinguiña; lo que además impedía el paso de las unidades vehiculares al distrito de Los Molinos.

Este último también soportó la caída de fuertes precipitaciones que provocaron aniegos en las principales calles.