Temas

Elidio y el Apra

Para nadie es un secreto la ostentosa amistad y cercanía política entre Elidio Espinoza y el aprista Paúl Rodríguez, el alcalde de El Porvenir
Elidio y el Apra

Elidio y el Apra

04 de Septiembre del 2017 - 10:53 » Textos: Omar Aliaga » Fotos: Correo

Elidio Espinoza está convencido de que tiene chances en la próxima elección regional. En su entorno más cercano, una coral sugerencia de mayoritarias voces femeninas lo repite, y él ha comprado (porque así es el poder: gana la vanidad aunque el espejo insista en desmentirnos a diario).

Pero es posible que no solo ese entorno colmado de voces femeninas sea el responsable. Es posible que también el Apra haya jugado su papel, le haya calentado la oreja o le haya pintado pajaritos en al aire al alcalde. O un sector del Apra, en realidad.

Para nadie es un secreto la ostentosa amistad y cercanía política entre Elidio Espinoza y el aprista Paúl Rodríguez, el alcalde de El Porvenir. Y no es, por supuesto, una amistad y cercanía, digamos, gratuita. Ambos obtienen algo o mucho con esto.

Paúl Rodríguez, quien ha demostrado ser toda una revelación en cuestiones de habilidad y olfato para la política, apostó por tenderle la mano a Elidio Espinoza mientras que el resto de alcaldes distritales solo lo miraban desde la calle de enfrente con el ceño fruncido. Y Elidio Espinoza, carente de manos amigas en la política local, actuó de un modo previsible: abrazó al único que le tendió la mano. El alcalde de El Porvenir, desde entonces, apoyado por el ala dirigencial afín a él, ha puesto a disposición del coronel en retiro una serie de artificios políticos que, aunque no se notan a simple vista, empiezan a tener algunos resultados. Uno de ellos lo estamos viendo con las elecciones vecinales, en cuyas primeras jornadas el partido de César Acuña ha sufrido las consecuencias.

Elidio, en tanto, le ha abierto las puertas de su poder de autoridad provincial a Rodríguez (y más de uno piensa rápidamente en Sedalib cuando esto se menciona).

Rodríguez, sin embargo, no tiene en esta aventura el apoyo de todo el Apra y ha sido criticado por su amistad política con el alcalde de Trujillo. En el Apra, incluso, se habla de una posible alianza con fines electorales bajo la siguiente fórmula: Paúl a la alcaldía de Trujillo y Elidio al gobierno regional.

No sabemos si en verdad Elidio Espinoza cree que el Apra sería capaz de acogerlo y de trasgredir incluso una directiva nacional para llevarlo como candidato. Pero lo que sí sabemos es que Elidio no está dispuesto a ir de otra forma que no sea a través de su propio movimiento, con sus propios colores. Como siempre que se le mete algo en la cabeza, morirá en su ley.

¿Se acabará la amistad, la cercanía política cuando lleguen las elecciones? ¿Terminará el alcalde de Trujillo sintiéndose utilizado por la viveza política del aprista o solo está siendo pragmático y sacándole el jugo a esta relación mientras dure? En los próximos meses lo sabremos.