Temas

La Libertad: Alistan argumentos para la prisión preventiva contra “El Grande del Valle”

Los primeros días de diciembre se conocerá si los presuntos miembros pasan al penal El Milagro o quedan en libertad. Las declaraciones de los testigos con código de reserva confirman la participación de algunos de los detenidos el pasado 17 de noviembre en la provincia de Ascope, así como en penales de Trujillo y Juliaca

La Libertad: Alistan argumentos para la prisión preventiva contra “El Grande del Valle”

La Libertad: Alistan argumentos para la prisión preventiva contra “El Grande del Valle”

28 de Noviembre del 2016 - 09:36 » Textos: Vierci Paredes » Fotos: Correo

A pocos días de iniciarse la audiencia para el pedido de prisión preventiva contra los 27 presuntos integrantes de la organización criminal “El Grande del Valle” o “El Grande de Ascope”, el fiscal José Pagaza Guerra, magistrado de la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada (Fecor) de La Libertad, alista los elementos de prueba para sustentar el pedido de prisión preventiva por 18 meses.

Cabe recordar que la madrugada del pasado 17 de noviembre fueron detenidos 32 integrantes de la mencionada agrupación. Cinco de los detenidos son menores de edad y ya se encuentran en el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Trujillo - exFloresta, por lo que solo se decidirá la situación de los 27 restantes. El caso será evaluado por la juez Ruth Viñas Adrianzén, del Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte de Justicia de La Libertad.

INDICIOS. De acuerdo a los elementos de convicción a los que Correo tuvo acceso, la organización criminal operaba hace más de 3 años en la provincia de Ascope y el valle de la región. A las escuchas telefónicas, documentos, stickers, seguimiento por video vigilancia y otros, se suman los testimonios de colaboradores eficaces que se han tomado en cuenta para la sustentación del pedido.

Según la declaración del testigo con código de reserva N° FPCLL10112016-2, y que además es integrante de la mencionada red criminal, según su propio testimonio, existen suficientes medios probatorios para que, sino todos, la mayoría de los miembros de esta organización pasen al penal El Milagro.

IMPLICADOS. Para el caso del suboficial de primera de la Policía Nacional, Segundo Abanto Ramos (a) “Tío Abanto”, el colaborador eficaz refiere que el efectivo aprovechaba que laboraba en la comisaría de Ascope para apoyar a los integrantes: “Les brinda información (sobre) cuándo son los operativos para capturar a los integrantes o a los que quieren capturar. Cómo entrar a romper huecos de merca (domicilios donde se vende droga), él mismo les avisa para que puedan botar la pasta, marihuana, pacos”, revela.

En tanto, para el caso de la exfiscal Patricia Pineda Sánchez, indica lo siguiente: “Ella defiende de manera particular, pero recibe un pago por cada caso y solo se dedica a ver los detenidos de la organización y además busca nexos para que nos puedan apoyar arreglando las audiencias. Ella conversa o arregla para que los vagos salgan libres. A veces para no quemarse manda a otros abogados a ver si están los vagos investigados en algo o manda a otros para que patrocinen”.

En tanto, respecto a la participación de la detenida Gandhi Maribel Guarniz Frías (a) “Gandhi”, manifestó que era lugarteniente de la agrupación y se dedicaba a la venta de droga en compañía de “Chinche” o “Canchita”, con quien se dividen las ventas por sectores en Casa Grande.

Respecto a María Esther Chinche Alcántara (a) “Mari”, señaló que apoyaba en la distribución de la droga y en el cobro de la misma, además en el cobro de cupos de extorsión, pero solo a los que dan cupos estables o mensualidades fijas.

Pablo César Alva Bustamante (a) “Pablo” era el encargado, según los testimonios, de “centrar” a los transportistas del terminal de Ascope, para saber cuántos vehículos entraban y salían para cobrar la taquilla del día.

MÁS TESTIGOS. Otro colaborador con código de reserva N° FPCLL10112016-1 indicó que el alias “Sonrisas”, José Santos Medina Rojas, precisó que este conocía de mecánica automotriz y de motos y que, además, se encargaba de robar y desmantelar los vehículos de las víctimas que no querían pagar el cupo extorsivo.

Asimismo, precisa que José Farfán Remigio Reyes (a) “Farfán” cometía robos en los diferentes distritos de la provincia de Ascope.

“Él manejaba una moto, se encargado del robo de vehículos, inmuebles, personas a pie, entre otros”, relata.

En tanto, sobre alias “Cojo Morales”, Javier Alexander Morales Rodríguez, informó que se dedicaba a recoger el dinero producto de la extorsión.

“Por lo general se encuentra frecuentemente en el terminal de Casa Grande. También ha participado de robo a vehículos para la organización criminal”, señaló.

A estas declaraciones se suman los stickers, documentos, armas incutadas y otros elementos que están terminando de ser analizados.

EL COMIENZO. Hay que añadir que “El Grande del Valle” comenzó en el mundo del hampa operando bajo la modalidad de pandillaje, robo de cables de luz , motos lineales, motores de tractores a empresas importantes, entre otros ilícitos.

Poco a poco se abrieron paso y comenzaron a asaltar vehículos de transporte público, traficar con armas y droga, además de extorsionar.

Al cabo de dos años tuvieron un crecimiento acelerado con un número regular de integrantes, al que también se habían unido menores de edad.

Por las investigaciones se conoce además que operaban en los distritos de Casa Grande, Ascope, Paiján, Roma, Chicama, Sausal, Chocope, Cartavio, siendo sus principales víctimas las empresas de transporte público y privado, empresas constructoras, empresas agrícolas de importación y exportación, bodegas, mercados, algunas autoridades, entre otros ciudadanos.

Lo más leído