Temas

Susel Paredes: “El espacio que no cubre el Estado lo cubre el crimen”

Susel Paredes Piqué, responsable del programa Barrio Seguro en Trujillo, afirma que todos los días son desafiados por el hampa

Susel Paredes: “El espacio que no cubre el Estado lo cubre el crimen”

Susel Paredes: “El espacio que no cubre el Estado lo cubre el crimen”

08 de Enero del 2017 - 09:19 » Textos: Gabriel Durand » Fotos: Correo

“La tarea principal del crimen es desafiar a la autoridad”. Así de clara es Susel Paredes Piqué, asesora del Ministerio del Interior (Mininter) y responsable del programa Barrio Seguro en Trujillo, quien explica cuál es la labor que se viene desarrollando a través del mencionado programa gestado desde dicha cartera ministerial.

¿Cuánto tiempo va desde que se implementó Barrio Seguro en Trujillo?

El 14 de octubre de 2016 se implementa oficialmente. A partir de ahí, lo que se hace es una encuesta censal a cargo del INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática); esa encuesta censal, puerta por puerta, se hace en los tres barrios intervenidos: La Esperanza, El Porvenir y Florencia de Mora.

¿Qué permitirá esa medición a través de la encuesta?

Medir desde dónde empezamos; pasado seis meses, se va hacer una nueva medición que la hará el mismo INEI, con el mismo cuestionario, para que de una manera científica, objetiva, seria, matemática, sepamos cuánto avanzó el programa.

¿Qué aspectos son evaluados?

Por ejemplo, el número de homicidios, robos con arma de fuego, y las mismas denuncias que existan, además de otras preguntas referidas a la sensación de seguridad y la cercanía con la Policía.

¿Qué más implica el programa Barrio Seguro?

El componente Barrio Seguro tiene dos partes: la mano amiga y la mano firme.

La mano amiga consiste en mejorar y optimizar los servicios de educación, la promoción del trabajo y los programas de salud, especialmente salud mental, nosotros sabemos que en el distrito de El Porvenir y Florencia de Mora tenemos centros de salud mental comunitario, que no solamente trabaja patologías mentales como psicosis o enfermedades mentales, sino también, por ejemplo, narcodependencia, alcoholismo, trabajo con los agresores y las víctimas de violencia familiar.

¿Y la mano firme?

Es la mano que trabaja rompiéndole la espina dorsal al crimen organizado. La primera muestra la hemos tenido justo el 14 de octubre, desarticulando la organización criminal “Los Canallas de La Esperanza”. Esta organización criminal se desarticula a través de un operativo entre la Fiscalía del Crimen Organizado y la Policía de Investigaciones.

Ahora que menciona ello, ese mismo día el ministro fue recibido con el asesinato a un agente del Inpe, ¿acaso no fue un desafío de parte de la delincuencia?

No solo en el Perú, recientemente vemos en Florida, Estados Unidos, un desafío mortal, cinco muertos en un aeropuerto.

Pero quiero decir algo muy importante, este asesinato fue contra un agente del Inpe (Instituto Nacional Penitenciario), que pertenece al Ministerio de Justicia y ya se había anuncidado que venía (a Trujillo) la ministra de Justicia (Marisol Pérez Tello). Entonces, la muerte de este agente del Inpe es más el mensaje, en mi opinión, para el Inpe.

¿Acaso ese crimen no alertó al Mininter?

¿Por qué muere un agente del Inpe después de la visita de la ministra? Y encima hubo una foto de ese agente con la ministra de Justicia, por eso digo que el mensaje fue para el Inpe, para decir que en el Inpe hay alguien que tiene poder: “tengan cuidado”, ese creo que fue el mensaje.

Repito, ¿acaso ese mensaje no es para todos los entes que luchan contra la criminalidad?

Acá hay dos perspectivas, porque el crimen organizado tiene dos líneas, antes de la captura y después de la captura.

Una vez que son capturados, cruzamos la línea de la criminalidad. Esa muerte no fue para el ministro (del Interior, Carlos Basombrío), fue para la ministra (Marisol Pérez). Esa es mi opinión personal.

¿Y qué pensar del caso del fiscal superior asesinado en Moyobamba, un día después de la visita del fiscal de la Nación?

Ahí también su pregunta tiene dos ángulos, ¿esa muerte tiene relación con el crimen organizado o tiene relación con la vida familiar del señor fiscal? Sabemos cuál fue la relación con el negocio, ustedes lo saben, pero no puedo pronunciarme porque ese proceso está en curso.

Pero también hubo crimen organizado, participaron sicarios.

Yo creo que la Fiscalía debe trabajar ese asunto también viendo cuáles son las relaciones que tienen los fiscales en sus entornos propios.

¿El Ministerio del Interior no se siente desafiado por el hampa?

Todos los días, ¿usted cree que no nos desafían, cree que no nos amenazan? Pero no solo a nosotros, ¿usted no cree que cinco muertos en un aeropuerto de Florida no es un desafío? La tarea principal del crimen es desafiar a la autoridad.

El alcalde de La Esperanza, en su momento, dijo que no le habían explicado sobre Barrio Seguro, ¿hay acercamiento con el alcalde?

Claro que sí, una de las tantas muestras es que hoy (ayer) inauguramos el campeonato deportivo “Los Amigos de la Policía” (ver nota vinculada).

Lo pasado, pasado, ya hay buenas relaciones con el alcalde Daniel Marcelo.

¿Qué ministerios apoyan Barrio Seguro?

El Ministerio de la Mujer, de Salud, de Vivienda, porque mucha gente no cuenta con servicios básicos, queremos darle una vida digna, porque la vida indigna es el caldo de cultivo del crimen. Apoya el IPD, Devida, todo el Estado se vuelca a esa zona.

Así también, el Ministerio de Trabajo impulsando el programa Trabaja Perú; porque si el Estado no cubre ese espacio, lo cubre el crimen organizado.

¿Qué tan arduo es luchar contra la criminalidad?

El crimen organizado le dice a un joven: “¿qué haces en el colegio? Yo te doy una moto, 300 soles y un celular de alta calidad y una pistola”. Si el Estado no le dice: “yo te ofrezco un colegio que te sea útil para la vida, oportunidades para una vida digna”, será difícil. Pero ojo, esto no lo hemos inventado nosotros, ya se ha dado en ciudades como Medellín, Bogotá (Colombia) y otras ciudades de América Latina con buenos resultados.

¿Cómo salir a flote desde una zona donde nacieron los tristemente célebres “Gringasho”, “Peluca”, entre otros jóvenes delincuentes?

El lema de Barrio Seguro es: “Donde todo empezó, que comience a terminar”. Eso lo puso el ministro Basombrío, ¿por qué? Porque precisamente tenemos que trabajar en esos lugares, y con la mano firme de la inteligencia, quebrar la espina dorsal de las organizaciones criminales. Donde es más difícil, ahí hay que trabajar, donde está el origen del peligro.

¿En qué se ha avanzado durante estos meses?

Cosas concretas. Policía comunitaria, es decir, cada barrio, de estos tres distritos intervenidos, tiene a sectores encargados a suboficiales de la Policía, en esos cuadrantes, en esas manzanas, digamos.

Ese encargado toca la puerta casa a casa y se presenta y dice: “yo soy Juan Pérez, soy el oficial encargado de este sector, usted puede contar conmigo, este es mi celular las 24 horas al día”. Eso está funcionando desde antes del 14 de octubre de 2016.

¿Hay ejemplos sobre los resultados?

Claro, por ejemplo, el otro día justamente estuve en una comisaría y una vecina llama a un efectivo policial para informarle que su vecino estaba saliendo borracho manejando su moto.

Se identificó la moto y de inmediato se intervino al conductor, se le decomisó la llave, lo llevaron a su casa y le dicen: “duerme, papá”. Al día siguiente, ese señor tranquilamente recoge su llave y no pasó nada. Eso permite que el concepto de seguridad ciudadana sea integral y se recupere en algo la seguridad.

El Bocón en Vivo

Lo más leído