Temas

Exinterno del penal El Milagro es asesinado de tres balazos en el distrito de Salaverry

Los deudos dicen desconocer los motivos por el que acabaron con la vida de su pariente a plena luz del día
Exinterno del penal El Milagro es asesinado de tres balazos en el distrito de Salaverry

Exinterno del penal El Milagro es asesinado de tres balazos en el distrito de Salaverry

10 de Agosto del 2017 - 08:21 » Textos: Fiorella Blas » Fotos: Fiorella Blas

Sin importar que su objetivo se encontraba en una transitada calle, a plena luz del día, unos sicarios ultimaron de tres balazos a un hombre, quien, según la Policía, purgó condena en el penal de Trujillo.

Se trata de Luis Alejandro Rivera Reyes (43), quien fue asesinado la mañana de ayer cuando esperaba una combi en el Paradero 12 del sector Alto Salaverry, distrito de Salaverry, para dirigirse hacia Trujillo.

CRIMEN. El hecho de sangre se produjo alrededor de las 10:00 a.m. de ayer en el paradero 12, altura de la calle San Martín, a solo dos cuadras de la vivienda de la víctima.

Tal parece que los sicarios conocían muy bien los movimientos de Rivera Reyes, pues ni bien salió a la calle, esperaron el momento oportuno para asesinarlo.

Los testigos indicaron que unas personas desconocidas se acercaron sigilosamente hacia el hombre para luego dispararle dos tiros en la cabeza y uno en la espalda.

Tras lograr su cometido, los homicidas corrieron unos metros y después huyeron en una motocicleta.

Tras escuchar los disparos, los vecinos y los familiares de la víctima salieron de sus casas para auxiliarlo; sin embargo, ya nada se pudo hacer.

El hombre falleció de manera instantánea quedando su cuerpo tendido a un costado de la vía y junto a un balde y un bolsa de plástico que llevaba consigo.

Los agentes de la comisaría de Miramar llegaron al lugar y acordonaron la zona para el peritaje respectivo.

En tanto, la esposa de la víctima, Ingrid Huertas, afirmó desconocer los motivos del homicidio del padre de sus hijos, por lo que pidió investigar a fondo su muerte.

“Tenía empleos eventuales como vigilante y obrero de construcción en Moche, pero desconocemos si tenía problemas con otras personas” dijo.

Fuentes policiales comentaron que el fallecido se habría dedicado a la microcomercialización de drogas, delito por el que habría purgado prisión.