Temas

Advierten riesgo de perjuicio por S/ 1 millón 820 mil en la obra de los emisores de Epsel

Todo deviene por el pedido de adecuación de la fórmula polinómica hecho por el contratista, lo cual se plasmó en una acta de conciliación. Decano de ingenieros dice que esto es grave y en la EPS se defienden afirmando que no existe ningún riesgo de perjuicio económico, pero aseveran que terrenos no están saneados al 100%

Advierten riesgo de perjuicio por S/ 1 millón 820 mil en la obra de los emisores de Epsel

Advierten riesgo de perjuicio por S/ 1 millón 820 mil en la obra de los emisores de Epsel

06 de Octubre del 2016 - 09:16 » Textos: Lester Solis » Fotos: Correo

Gotea más escándalo. La cuestionada y retrasada obra de los emisores, cuya ejecución es responsabilidad de la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque (Epsel), es nuevamente puesta sobre el tapete por la Contraloría General de la República.

En esta ocasión, el Órgano de Control Institucional- OCI- de Epsel, remitió un segundo informe de acción simultánea al presidente del directorio de dicha entidad, César García Espinoza, en el que le advierte, entre otras cosas, el riesgo de un millonario perjuicio económico.

Esto, luego que hace unas semanas Correo informó que Epsel y el contratista (Consorcio Saneamiento Sipán) firmaron un acta de conciliación, en la que la empresa ejecutora pedía la variación de la fórmula polinómica (utilizado para fijar los costos de presupuesto de la obra), 800 días de ampliación de plazo, entre otras cosas.

RELEVANTES. Se trata del informe de Acción Simultánea N° 002-2016 practicado a la ejecución contractual de la obra “Mejoramiento de los emisores principales de Chiclayo”.

En el primer punto y quizá el más preocupante se lee: “Del acta de conciliación con acuerdo total entre la entidad y contratista, consorcio Saneamiento Sipán, sobre la adecuación de la fórmula polinómica de acuerdo a la estructura de costos del presupuesto referencial, se observó su aprobación sin tener en cuenta la normativa vigente, con el riesgo de perjuicio económico de S/ 1 millón 820 mil 937.52”.

El segundo punto está referido a la posibilidad de otro fuerte perjuicio.

“De la revisión de las valorizaciones mensuales tramitadas y verificadas en obra, se observó que los metrados acumulados de las valorizaciones, se han valorizado partidas sin haber culminado, con el riesgo de incrementarse la valorización en un 0,82%, que hace un monto de S/ 700 mil 803.98.

Mientras que el último y tercer punto, pero no menos importante, da cuenta: “De la revisión de los adicionales de obra tramitada y aprobadas, se observó irregularidades, por cuanto no se ha tenido en cuenta el informe del supervisor (inspector de la entidad) y su sustento técnico es incompleto”, reza el informe.

SE DEFIENDEN. Buscando conocer la versión de Epsel, Correo buscó la opinión del gerente general de la entidad, Néstor Salinas, quien nos derivó, vía Imagen Institucional, con el gerente de Proyectos y Obras, Eduardo Vásquez Figueroa, para que responda.

Respecto al primer cuestionamiento del OCI, Vásquez Figueroa puso en tela de juicio el criterio utilizado para evacuar dicho informe.

“El monto determinado ahí (riesgo de perjuicio por S/ 1 millón 820 mil) ha sido hecho por el OCI, no sabemos cuál ha sido el criterio que ha tenido para sacar esos montos”, puntualizó.

Acto seguido dio una explicación bastante técnica de la variación de la fórmula polinómica que el contratista pretende hacer en el expediente técnico, la misma que- según indicó- Epsel no aceptará bajo ningún punto.

Esto a pesar que la acción simultánea afirma: “por lo que existe el riesgo que el contratista cambie el índice de precio 72 de la fórmula polinómica contenido en el expediente técnico del plazo contractual, por el nuevo índice de precio 66, incrementándose el valor de los reajustes y el presupuesto total de la obra...”.

En este punto aseguró que el OCI no pidió toda la información correspondiente y subrayó que el órgano de control evacuó su informe antes que el INEI se pronuncie respecto al índice 72, donde afirma que es parte de esa fórmula polinómica”.

Referente al punto 2 del informe (metrados acumulados valorizados sin haber culminado), Vásquez tuvo su versión. “Eso es cuestionable. El expediente técnico trae más de un centenar de partidas y muchas de estas ya ni se ven, están enterradas... No sé cómo pudieron (el OCI) hacer toda esta revisión en un solo día. Las valorizaciones son pagos a cuenta que luego se van reajustando igual en la liquidación. Eso es normal, pero no le digo que tenga la razón”, refirió.

El gerente de Proyectos y Obras de Epsel se mostró tajante al responder si existen o no los riesgos que la Contraloría expone en su informe.

“No, no existen los riesgos. El OCI asumirá sus palabras. Quien conoce de obras públicas sabe que todo está garantizado con fianzas, nosotros tenemos una supervisión que está diariamente viendo los avances”, enfatizó.

SIN SANEAR. Con relación al retraso de la obra y la posibilidad de que esta sea concluida en febrero, como lo ha pedido la contratista (el primer calendario indicaba como fecha límite agosto 2016), Eduardo Vásquez primero dijo tajantemente que no cabe ninguna posibilidad que sea terminada más allá de febrero.

Pero al preguntarle, ¿qué pasaría si el contratista solicita más ampliaciones de plazo?, contestó: “Ellos pueden pedir y está en nosotros tomar la decisión. Tenemos que ver los argumentos, si hay adicionales y conllevan a ampliaciones”.

Dicho esto, le recordamos a Vásquez que, hace poco, el contratista solicitó, vía acta de conciliación, 800 días (2 años 2 meses) más de ampliación de plazo.

“El contratista pide nada más, ellos te tiran la pelota para que tu veas cómo lo haces, ellos argumentan su pedido, pero está en las entidades la aprobación o no”, afirmó.

Pero una de las cosas que llamó la atención fue conocer, por versión propia de este funcionario de Epsel, que esta obra empezó sin el saneamiento físico legal al 100% de los terrenos por donde pasaría el proyecto.

“Nos falta sanear una propiedad de 100 metros en el emisor sur al lado de la carretera Pimentel, es la única que nos queda, las otras se han ido saneando en su momento. Cuando empezamos no estaba saneado todo, estábamos en proceso de inicio del saneamiento”, reveló.

Lo más leído