Temas

Alcalde de Chiclayo y gobernador regional “liman asperezas” en deslucido aniversario

En medio de una austera celebración por los 182 años de la provincia, autoridades anuncian que dejarán al fin las discrepancias y sumarán fuerzas para gestionar obras de renovación del sistema de alcantarillado y drenaje pluvial, como parte del proceso de reconstrucción tras las intensas lluvias de “El Niño costero” que azotaron la región

Alcalde de Chiclayo y gobernador regional “liman asperezas” en deslucido aniversario

Alcalde de Chiclayo y gobernador regional “liman asperezas” en deslucido aniversario

19 de Abril del 2017 - 08:50 » Textos: Luis Camasca » Fotos: Correo

Dejaron de lado las diferencias y “fumaron la pipa de la paz”. O al menos, ese fue el mensaje que dieron ayer dos de las principales autoridades de la región: el alcalde provincial de Chiclayo, David Cornejo Chinguel, y el gobernador regional de Lambayeque, Humberto Acuña Peralta.

Esto en medio de una austera celebración por los 182 años de la provincia de Chiclayo, en la que solo se acordó realizar el izamiento del pabellón nacional y la tradicional misa Te Deum. Los estragos de “El Niño costero” no permitieron esta vez pensar en grandes y pomposas actividades, más aún con el gran trabajo que queda por delante para reparar los daños ocasionados por las lluvias.

Cornejo y Acuña se comprometieron a sumar fuerzas para este último punto, aunque como el mismo mandatario regional mencionó, deberán demostrar que “esto no es solamente una foto”.

RESUCITAR. Tras el izamiento del pabellón nacional, así como de las banderas de la región Lambayeque y la provincia de Chiclayo, las autoridades asistentes participaron en la misa Te Deum, oficiada por el obispo Robert Prevost Martínez en la iglesia Santa María Catedral.

Ya desde la homilía, el monseñor Prevost hizo un llamado al trabajo en conjunto ante la situación de emergencia e hizo un paralelo con la reciente Semana Santa, al afirmar que Chiclayo puede “resucitar” tras el desastre.

“En un periódico un sacerdote dijo que Chiclayo está muerto y si es así, entonces Chiclayo puede resucitar, pero eso depende de cada uno de nosotros, que vayamos trabajando juntos y no atacándonos unos a otros, criticándonos o buscando destruir lo que se ha logrado”, expresó el obispo.

En otro momento, el alcalde y el gobernador regional se dieron el saludo de la paz con un abrazo, mientras que, al concluir la misa, se estrecharon las manos en un gesto simbólico junto al obispo Prevost. Acto seguido, se realizó un brindis en el Palacio Municipal y las autoridades sostuvieron una larga reunión con el representante de la Diócesis de Chiclayo.

LO DICHO. Tras el diálogo, Humberto Acuña y David Cornejo anunciaron públicamente el “alto al fuego”. Como se recuerda, durante varios meses ambas autoridades se vieron enfrentadas por discrepancias sobre todo políticas, que se acentuaron luego de que el burgomaestre dejara las filas del partido de Acuña, Alianza Para el Progreso (APP), en mayo del 2016.

“Ha quedado atrás cualquier tipo de diferencia ideológica, política, partidaria, y ahora estamos con la camiseta de Chiclayo y la región Lambayeque. Agradezco al señor obispo de la diócesis de esta región por su intermediación”, afirmó ayer David Cornejo.

A su vez, Acuña Peralta coincidió en dejar de lado el tema político y partidario, pues “se vienen tiempos difíciles, tenemos que asumir el tema de la reconstrucción de Chiclayo, y para poder afrontarlo mejor tenemos que estar juntos. Lo que más busca la población es ver a sus autoridades juntas, no peleados, porque los cargos pasan, pero las amistades quedan. Tenemos que demostrarle a la provincia, a la región y al país que esto no es solamente una foto por el aniversario de Chiclayo”.

PENDIENTES. Sin embargo, ¿en qué consistirá el trabajo en conjunto que anunciaron las dos autoridades? El alcalde David Cornejo señaló que acudirán a una reunión en Lima este jueves en la cual se firmará un convenio con el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento.

“Luego, nos vamos a sentar con nuestros técnicos y los técnicos del gobierno regional para los principales proyectos que se requieren, tanto del drenaje pluvial para Chiclayo, José Leonardo Ortiz y La Victoria, como para el megaproyecto del cambio de las redes de agua potable y alcantarillado”, aseveró.

Por parte del gobierno regional, Humberto Acuña indicó que un primer paso para la reconstrucción será buscar un espacio de diálogo con el presidente de la República y otros representantes del Ejecutivo para saber cuál es la visión del Estado sobre el tema.

“Luego, lo primero que se debe ver es todo lo relacionado con el saneamiento, drenaje pluvial, pistas y veredas. Otro tema, a nivel regional, es la construcción de presas en las cuencas donde, por historia, sabemos que hay desbordes, como en el río La Leche, Chancay y Zaña”, refirió.

En todo caso, será la población la que evalúe en qué medida esta alianza progresa.

Lo más leído