Temas

Chiclayo: Matan a un anciano que quiso evitar el robo de dos mototaxis

Los delincuentes ingresaron a la casa de su víctima, lo amordazaron y ataron de pies y manos para evitar que pida ayuda a sus vecinos

09 de Septiembre del 2017 - 09:13 » Textos: Ericka Alvarado » Fotos: Correo

La inseguridad sigue causando muertes en Chiclayo. Un octogenario perdió la vida luego que una banda de asaltantes ingresara a su vivienda y lo maniataran para robarle las mototaxis que guardaba en su cochera.

ASESINATO. El lamentable hecho ocurrió ayer en horas de la madrugada en la vivienda ubicada en la intersección de las calles Juan Velasco Alvarado y Ciro Alegría, en el sector Pro Vivienda del distrito de Pimentel, en Chiclayo.

Los delincuentes encapuchados y provistos de armas de fuego tocaron la puerta de la vivienda del octogenario, al parecer, haciéndose pasar como mototaxistas que iban a guardar sus vehículos.

Es así que el anciano Máximo Macalupú Namuche, de 86 años de edad, salió de su habitación parta abrir la puerta, lo cual fue aprovechado por los maleantes, quienes inmediatamente lo empujaron para reducirlo y evitar que saliera a pedir auxilio.

No contentos con ello, los delincuentes le introdujeron un trapo en la boca para evitar que el anciano pidiera ayuda y posteriormente lo ataron de pies y manos con sus pasadores. Luego huyeron con dos mototaxis que estaban guardadas en dicha vivienda.

AVISO. María Macalupú Zapata, hija del occiso, contó que fue alertada del hecho por su vecino José Oblitas, quien se percató que la puerta de la vivienda del octogenario estaba entreabierta pero con la luz apagada.

Es así que de inmediato los familiares de Máximo Macalupú acudieron a verlo y lo hallaron maniatado en posición de cúbito dorsal y aún con signos vitales, por lo que fue llevado al centro de salud de la zona, sin embargo falleció en el trayecto.

Después de lo sucedido los familiares dieron aviso a los agentes policiales de la Comisaría de Pimentel, quienes llegaron hasta la vivienda. Así también llegaron peritos de criminalista de la División de Investigación Criminal (Divincri) para tomar las huellas dejadas por los criminales.

Según se pudo conocer, los delincuentes lograron llevarse dos vehículos. La primera, de matrícula 6768-HM, de propiedad de Víctor Iturregui; y la segunda, de placa 3312-HM, de propiedad de Edy Ramírez Segura.

INSEGURIDAD. El crimen contra este octogenario sucede quince días después del asesinato ocurrido el pasado 24 de agosto, fecha en que la joven universitaria Brigitte Silva Valencia (18) murió de un balazo tras resistirse al robo de sus pertenencias en la urbanización La Pradera, también ubicado en Pimentel.

Aquel día, delincuentes armados abordaron una combi y la joven al tratar de defender sus pertenencias recibió un disparo en el pecho que le cegó la vida.

Así también, el pasado 22 de junio un grupo de delincuentes armados, entre ellos menores de edad, ingresaron al colegio Julio Ponce Antúnez de Mayolo, en Olmos, y asesinaron al guardián Francisco Castro Cobeñas. DE allí robaron equipos de cómputo.

El comerciante Julio Arévalo Guerrero (37) es otra víctima de la inseguridad, pues murió el 25 de junio pasado tras ser abordado por los criminales que le dispararon para asaltarlo en el pueblo joven Santa Ana, en JLO.