Temas

Chiclayo: “La hermandad del norte” amasa 10 millones de soles solo en extorsión

Según la investigación, la organización criminal de los hermanos Sánchez Coronel cobraban dos soles por unidad y cada empresa de taxis tiene una flota de aproximadamente 70 vehículos. Brindaban el supuesto servicio de “chalequeo”. Incluso uno de los miembros de la mafia era seguridad en la empresa de un expolicía

Chiclayo: “La hermandad del norte” amasa 10 millones de soles solo en extorsión

Chiclayo: “La hermandad del norte” amasa 10 millones de soles solo en extorsión

11 de Noviembre del 2016 - 08:19 » Textos: Perla Polo Salés » Fotos: Correo

La organización criminal “La hermandad del norte”, en Chiclayo, es considerada tan igual o hasta más peligrosa que la mafia “La gran familia”, cuyo cabecilla es Ángel Román León Arévalo (a) “Viejo Paco”.

Según la investigación de la Fiscalía y Policía, la red criminal de los hermanos Sánchez Coronel habría amasado aproximadamente S/ 12 millones realizando diversos actos delictivos.

Tan solo en extorsiones a cerca de 30 empresas de transporte, han recaudado más de 10 millones de soles, desde los años 2010 - 2011.

Fuentes policiales señalaron que esta banda delictiva al asociarse con “Los empresarios del norte” se habrían dedicado a lavar el dinero ilícito a través de la creación de diversas empresas fantasmas.

“CHALEQUEO”. Según el expediente N° 5972-2016-1706-JR-PE-06, el aún prófugo de la justicia Rodil Livan Sánchez Coronel (a) “Rufián” o “La bestia”, se encargaba de las extorsiones bajo la modalidad del “chalequeo” a diversas empresas de taxis.

Para ello coordinaba con sus hermanos Epifanio Justo (a) “Mario” o “Baldao”, Santos Hermes (a) “ñato” y Hernán Sánchez Coronel (a) “burro”, “chano” o “Beto Torres”, para el cobro de cupos a las empresas de transportes como: “Ilucán I”, “Ilucán 2”, “Universal”, “Unión”, “Rapitaxis”, “Rapitaxi”, “Teletaxi”.

Asimismo, brindaban “chalequeo” a “Taxi seguro”, “Taxi Lan”, “Chicago City”, “Imperial”, “Taxi del Norte”, “Ángeles Negros”, “La Roca”, “Mega Bella”, “Real Plaza”, “Econo Taxi”, “City Tours”, “Taxi Chiclayo”, “Chiclayo Taxi”, “El Ciclón”, “Taxi América”, “Taxi el Rey”, “Lan Tours”, “Los Pinos de la Plata I”, “Los Pinos de la Plata II” y “Taxi Roca Fuerte”.

Tampoco se salvaba de pagar un cupo de extorsión la empresa de colectivos “La Primavera” y de mototaxis “Chiclayo City”, “Triple X” y “La Roca”.

La fuente también aseguró que Hermes Sánchez prestaba los servicios de seguridad, incluso portando armas de fuego en la empresa de taxi de un expolicía.

Del mismo modo, contó que la mayoría de empresas de transporte que tenían a su cargo los Sánchez Coronel, anteriormente eran “custodiadas” por el apresado delincuente José Luis Torres Saavedra (a) “El burro”.

CRÍMENES. Al cobro de extorsiones se suma el dinero que recaudaban muy a parte los Sánchez Coronel, por los “servicios” de sicariato.

La Fiscalía Especializada Contra el Crimen Organizado - Fecor - investiga a las organizaciones criminales “La hermandad del norte” y “Los empresarios del norte” por al menos 15 homicidios, de los cuales, según las investigaciones, cobraban entre 10 mil y 20 mil soles, dependiendo la víctima a quien tenían que ejecutar sus sicarios tanto de Chiclayo y Trujillo.

Las investigaciones dan cuenta que también extorsionaban a empresarios ferreteros, propietarios de orquestas musicales.

SE ENTREGA. Por otro lado, un integrante de la presunta red criminal “La hermandad del norte” decidió dejar la clandestinidad y se puso a disposición del Ministerio Público.

Se trata de José Noé Verona Medianero (31) (a) “Noé”, quien permaneció prófugo de la justicia durante siete días, desde la desarticulación de las mafias.

A “Noé” se le atribuye pertenecer a la red criminal “Los empresarios del norte” encabezada por los delincuentes Jhon Edwar Díaz Ponce (a) “Jhon Caco” y José Alberto Zambrano Huamán (a) “negro Zambrano”.

Según las investigaciones, Verona Medianero habría sido cómplice en la muerte de Fermín Cruz Horna (a) “Cuy”, quien fue asesinado junto a su pequeña hija de tres meses de nacida, el 9 de junio del 2016, en la puerta de su casa ubicada en el pueblo joven Garcés del distrito de José Leonardo Ortiz.

La participación de “Noé” habría sido el de “campana”, para que “Jhon Caco”, “Negro Zambrano” y “Guayo” asesinen al “Cuy” y su bebita.

También se le acusa de haber participado en la microcomercialización de drogas, bajo la modalidad de delivery en diferentes lugares de la región, por encargo del desaparecido Cruz Horna.

También con el fallecido habría cometido delitos de extorsión, bajo la modalidad de devolver vehículos robados, no sin antes exigir fuertes sumas de dinero a sus propietarios. Luego de la entrega de los autos exigían empadronarse en empresas para brindarles “chalequeo”.

Los Bocones

Lo más leído