Temas

Detectan millonario perjuicio económico en obra del GRL que permanece cerrada

Se trata de la Compañía de Bomberos de Monsefú, cuyo desmedro superaría los S/ 3 millones. Perito afirma que funcionarios no debieron recibir las tres unidades motorizadas por presentar fallas. En la sede regional indican que todo está bien y que hombres de rojo recepcionaron los trabajos y no objetaron nada

Detectan millonario perjuicio económico en obra del GRL que permanece cerrada

Detectan millonario perjuicio económico en obra del GRL que permanece cerrada

29 de Septiembre del 2016 - 09:09 » Textos: Lester Solis » Fotos: Correo

Elefante blanco. A pesar de los más de 2 años que ha pasado de su culminación e implementación, el local y las unidades vehiculares de la Compañía de Bomberos Voluntarios de Monsefú que debería beneficiar a los 5 distritos del Circuito Mochica, no funciona.

Es por eso que la obra ejecutada por el Gobierno Regional de Lambayeque (GRL), que costó 5 millones 624 mil 500 soles y que fue ejecutada por el Consorcio Naylamp II, otra vez es observada por la Contraloría General de la República.

Este órgano de control le informó al gobernador regional de Lambayeque, Humberto Acuña Peralta, las observaciones de la auditoría de cumplimiento practicada, la cual arroja un perjuicio económico que sobrepasa los S/ 3 millones.

HALLAZGOS. Correo tuvo acceso a este informe de auditoría de cumplimiento N° 002- 2016, donde se lee 5 únicos, pero contundentes puntos.

El primero da cuenta que el comité especial del proceso de selección asignó puntaje en exceso a postor ganador, lo que generó que se le adjudique la buena pro afectando los principios que rigen las contrataciones.

En la segunda observación se lee, “el comité especial encargado de la contratación del servicio de consultoría para la supervisión de la obra, le asignó mayor puntaje en propuesta técnica, permitiendo el otorgamiento de la buena pro a postor único por S/ 58 mil 434.41”.

El tercer ítem manifiesta, “funcionarios del GRL aprobaron el expediente técnico sobrevalorado y ejecutaron dicha obra ocasionando un perjuicio económico a la entidad de S/ 451 mil 619.85”.

En el cuarto y penúltimo hallazgo se informa sobre la ampliación de plazos “por causa no imputables al contratista, las mismas que eran imputables al contratista, lo cual no ha permitido la aplicación de penalidad a favor del GRL; asimismo aprobaron liquidación del contrato con reajustes, con índices y fórmula polinómica que no correspondían, ocasionando un perjuicio económico por S/ 572 mil 730.06”.

En esta parte también se lee, “de lo indicado se aprecia que la causal es netamente imputable al contratista y las ampliaciones de plazo no permitieron la aplicación de la penalidad respectiva por el 10% del monto contractual que equivale a S/ 498 mil 372. 5”.

Además, la auditoría observa que en la liquidación del contrato de obra, en la parte reajustes se consideró la fórmula polinómica e índices unificados que no corresponden, lo que ocasionó S/ 74 mil 357.47 en contra del GRL. “En tal sentido, el perjuicio económico al GRL es de S/ 522 mil 657.81”.

Mientras que el quinto punto sería el más grave. “ Funcionarios del GRL, no precisaron los requerimientos técnicos mínimos del equipamiento en el proceso de selección y recepcionaron unidades vehiculares (ambulancia, camión cisterna y camión de bomberos) que no cumplían con las especificaciones técnicas del expediente técnico de la obra y la normativa vigente, lo cual generó un perjuicio económico de S/ 1 millón 780 mil 614.14”.

LA VERSIÓN. En aras de una equidad informativa, Correo buscó la versión, al respecto, del gobernador regional Humberto Acuña, pero la autoridad regional estaba fuera de Chiclayo y nos derivó con el director de Supervisión y Liquidación del GRL, Ángel Liza Chafloque.

Dicho funcionario, desde un primer momento, indicó que él no podía responder por todos los cuestionamientos, pero sí los que concernían a su despacho.

“Nosotros somos parte de la ejecución de la obra, el comité especial es autónomo. Los procesos se hacen de forma transparente, pero no voy a responder por cosas que le competen al comité especial”, aseveró.

Pero el funcionario también cuestionó la calidad del informe de auditoría. “Hay personal (del Órgano de Control Interno- OCI) para mí que no está capacitado, los auditores deben ser más precisos en sus observaciones”, detalló.

Al preguntarle a Ángel Liza, ¿por qué recibieron en esa condiciones la obra?, este respondió. “Acá vino el jefe técnico operativo de la Comandancia General de Bombero de Lima, Vidal de Lama, él dio el visto bueno a las 3 unidades, él mismo las hizo funcionar y todo les fue transferido y ellos (los bomberos) no tuvieron ninguna observación en ese sentido”.

Además, explicó que no era competencia del GRL que este local, que le costó millones al Estado, no esté funcionando.

“Eso ya no es nuestra competencia, nosotros hemos transferido la obra a los bomberos (Lima) y ellos deben tomar las acciones para el funcionamiento, incluso ellos están pidiendo colaboración para pagar la luz, tendría que hacerse una inspección y si está cerrado habría que conversar con los bomberos”, remarcó.

Por último, Liza Chafloque agrega que hubo un comité de recepción de obra, que fue el responsable de este trámite, el mismo que estuvo integrado por: José Sono, Estuardo Díaz y William Zapata.

Sobre el particular, Correo entrevistó a José Sono, que fue la cabeza de ese comité de recepción.

“Acá nosotros como comité de recepción recibimos después de que todo esté bien ejecutado. Hubo una supervisión contratada, la cual tiene sus profesionales... el supervisor dijo que todo estaba bien, entonces nosotros lo que hicimos fue recepcionar la obra, porque no tenemos facultades para decir esto está mal acá”, indicó Sono.

Lo más leído