Temas

Lambayeque: Epsel pierde S/ 600 mil al año por el uso clandestino del agua potable en la región

Son diversos los puntos donde también se detecta conexiones irregulares, las cuales, según el gerente Comercial, datan desde hace varios años. Gerente general anuncia conformación de una comisión por el caso, pero miembro del directorio denuncia que funcionarios mantienen actitud inerte ante el problema

Lambayeque: Epsel pierde S/ 600 mil al año por el uso clandestino del agua potable en la región

Lambayeque: Epsel pierde S/ 600 mil al año por el uso clandestino del agua potable en la región

10 de Enero del 2017 - 09:31 » Textos: Lester Solis » Fotos: Correo

Epsel hace “agua” por todos lados. Las pérdidas y perjuicios económicos en la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque (Epsel) parecen ser pan de cada día, al punto de perder al rededor de S/ 600 mil al año por el uso clandestino del líquido elemento.

En esta ocasión trabajadores de distintas áreas de esta entidad se contactaron con Correo para sacar a la luz los hallazgos que el Órgano de Control Institucional (OCI) detectó respecto al uso clandestino del agua, sobre lo cual, al parecer, nadie hace nada.

Según las fuentes, los hallazgos fueron comunicados a fines del año pasado (2016) al gerente general Néstor Salinas Vásquez, los mismos que serían denuncias archiconocidas por los diferentes funcionarios de esta entidad, que se limitarían a hacer operativos sobre lo ya informado por el OCI.

EL PERJUICIO. Para conocer más al detalle la pérdida económica que vive Epsel respecto a este asunto, Correo entrevistó al gerente del área Comercial de esta entidad, José Mechán García.

“Yo estimo que se está bordeando los 2 mil usuarios clandestinos, que significa más o menos de unos 50 mil soles al mes de pérdida, al año nos perjudicamos con un aproximado de 600 mil soles a más”, reveló Mechán García.

El funcionario incidió que las zonas con mayor incidencia de clandestinaje es Chiclayo y Pimentel, aunque comentó que este mal, que ya lleva años, se está extendiendo a otros sectores.

“Tenemos problemas en Pósope Alto, donde existen 340 familias que no cancelan un sol a Epsel y es más, están pagándole a un comité, el cual está cobrando el agua.

Ya hemos hecho la denuncia contra el responsable, incluso al alcalde le hemos indicado que esto no es procedente, porque solo Epsel tiene potestad de hacer cobros por el servicio de agua”, sostuvo el funcionario, quien resaltó tener recién 9 meses en el cargo.

CASOS Y CASOS. De acuerdo a la información proporcionada por los trabajadores, la cual se basa en los hallazgos del OCI, este órgano de control detectó el uso clandestino del servicio de agua potable desde hace varios años, así como las carencias en la aplicación de sanciones.

Según el órgano de control, todo esto vendría ocasionando un grave perjuicio económico a la entidad, así como el incremento del porcentaje de agua producida no facturada.

“De la inspección realizada, así como de la revisión a la documentación brindada por la jefatura zonal Lambayeque, Gerencia Comercial y subgerencia de Catastro, se ha evidenciado que desde hace varios años, tres sectores del departamento utilizan los servicios de agua potable de manera clandestina, en algunos casos a través de piletas y en otros casos a través de conexiones irregulares.

Todo esto ocurre sin que se haya evidenciado la aplicación de sanciones correspondientes a esas conexiones no autorizadas por Epsel, o caso contrario haber concretado su regularización e ingresado al sistema comercial para proceder a emitir facturación y efectuar la cobranza por los servicios utilizados”, se lee en el documento del OCI.

En ese orden, el informe narra hallazgos como que, aproximadamente desde marzo de 2014 a enero de 2016, se otorgó de hecho y sin formalidad documentaria alguna, el servicio de agua potable por una hora interdiaria a 251 usuarios del sector Nuevo Reque, sin tener en la Zonal Sur información documentada desde qué fecha se entregó el servicio y por disposición de qué nivel administrativo.

Otro caso que expone el OCI sucede en el sector Mocce Antiguo en Lambayeque, donde los pobladores cuentan con el servicio de agua a través de piletas y la mayoría a través de conexiones domiciliarias irregulares.

“…se observa no haberse evidenciado documentadamente acciones efectivas por parte del gerente Comercial durante el año 2015, tendente a regularizar la situación anómala en que se disponía el servicio de agua por la población de Mocce Antiguo, y que data desde el año 2014, o en su defecto comunicaciones al nivel superior para fines de adopción de acciones legales o de otra índole que corrija la situación…”, señala el hallazgo.

Una situación similar, según el OCI, se describe en el asentamiento humano Los Arenales de Pimentel y en los sectores Nazareno y Paraíso del Norte de J. L. Ortiz.

Desayunos de Correo

Lo más leído