Temas

Lambayeque: Fiscalía imputa más de 20 actos delictivos a “Los Cogoteros”

Escuchas telefónicas revelan cómo los miembros de esta presunta red criminal coordinaban asaltos a pasajeros haciéndose pasar por taxistas. También habrían planeado robos a viviendas y hasta manejaban la venta de lo hurtado

Lambayeque: Fiscalía imputa más de 20 actos delictivos a “Los Cogoteros”

Lambayeque: Fiscalía imputa más de 20 actos delictivos a “Los Cogoteros”

11 de Marzo del 2017 - 09:01 » Textos: Luis Camasca » Fotos: Correo

Al descubierto. Para la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada de Lambayeque (Fecor), son al menos 23 hechos delictivos en los que se encontraría acreditada la participación de la presunta red criminal “Los Cogoteros de Chiclayo”, desarticulada en un megaoperativo durante la madrugada del último jueves 9 de marzo.

Como se sabe, 20 de los supuestos integrantes de esta organización fueron capturados aquel día, sindicados de haber armado todo un sistema para cometer asaltos, robos y hasta secuestros al paso, haciéndose pasar como taxistas para este fin.

La Fiscalía, por lo pronto, cuenta entre sus elementos de convicción con una serie de escuchas telefónicas que no solo mostrarían cómo los miembros de esta supuesta banda coordinaban sus fechorías, sino que, además, dejarían al descubierto la modalidad que usaban para ocultar lo robado y luego venderlo.

ASALTO Y ROBO. Cabe indicar que varias de las interceptaciones telefónicas tiene que ver con conversaciones entabladas entre algún otro de los implicados y Franklin César Arquinio de la Cruz, alias “César” o “Marca”, quien es señalado por la Fiscalía como el cabecilla del grupo.

Es el caso de una escucha que data de abril del 2016, cuando Arquinio de la Cruz se comunica con José Antonio Reque Torres, alias “Toño”, para ponerse de acuerdo y asaltar a una persona en estado de ebriedad que se hallaba en los exteriores de una discoteca. Tras subir al falso taxi, la víctima sería despojada con violencia de su billetera, celular y las llaves de su casa.

Incluso, se menciona que “César” le habría ordenado a “Toño” sustraer las llaves de la motocicleta que la víctima había dejado estacionada en el exterior del centro nocturno; sin embargo, al no encontrar dichas llaves, Reque Torres se llevaría solo las de la vivienda.

Asimismo, a través de una denuncia ante la Policía, se tuvo conocimiento de otro robo cometido en febrero del mismo año. Esta vez, quienes habrían acordado el golpe fueron el mismo “César” y Luis Miguel Porras Mercedes, conocido como “Ñato”.

Pero la presunta red delictiva no solo se habría dedicado al asalto y robo de pasajeros, sino que los bienes obtenidos de manera ilícita serían ocultados y luego puestos a la venta. En ese sentido, la Policía Nacional del Perú identifica a tres de los implicados como supuestos “receptadores”: Alexander Zeña Echeverre, alias “Zeña” (detenido); José Miguel Ramírez Cueva (prófugo) y Carlos Alberto Damián Sánchez, alias “Don Carlitos” (también detenido).

Sobre este último, se tiene registrada una comunicación que entabla con el supuesto cabecilla, “César”, en la que este le dice que tiene en venta dos teléfonos celulares, uno marca Alcatel Y625 y otro de marca Huawey 4G.

De acuerdo a la escucha legal, ”Don Carlitos” le ofrece la suma de 200 y 150 soles respectivamente, pero le indica que sería pertinente que se vean en persona, en su estand ubicado en el sector llamado “La Cachina”. Lo conversado, según indica la Fiscalía, coincide con una denuncia policial por robo de celular hecha ese mismo día, en abril del 2016. Al mes siguiente, “César” tendría una conversación similar con Carlos Damián Sánchez.

AL ACECHO. Varias de las escuchas legales presentadas por el Ministerio Público como elementos de convicción contra los imputados, demuestran que los “falsos taxistas” estaban siempre al acecho en lugares donde se realizaban actividades bailables, siendo alertados por el mismo César Arquinio si surgía la oportunidad para un asalto.

Incluso, en una ocasión, “César” llamaría a otros de los involucrados, Christian Manuel Yesquén Luna (a) “Yesquén”, para indicarle que tenía en su poder unas llaves de la puerta de acceso a una vivienda, invitándolo a participar del robo. La interceptación, también de abril del 2016, es corroborada con la declaración del agraviado.

Otras conversaciones obtenidas por la Fecor, dan cuenta de que “César” ordenaba a sus “taxistas” esperar a que los pasajeros se duerman para llevarlos por otra ruta, donde él mismo se encargaría de ejecutar el atraco. La respectiva escucha corresponde a mayo del año pasado y quien recibe la orden es identificado como Ronald Iván Díaz Puelles, alias “Puelles” (capturado).

Durante el mismo mes, “César” tendría diálogos similares con Alex Armando Seclén Suclupe (a) “Alex” y Jorge Luis Loayza Guerrero (a) “Luis”, a quien hasta le recomendaría conducir por calles sin baches para no despertar a las próximas víctimas.

En el caso de Alex Armando Seclén Suclupe (a) “Alex”, una escucha con fecha 8 de mayo del 2016 muestra que se comunicó con el supuesto cabecilla “César” para informarle que salía a trabajar en el servicio de taxi con su vehículo operativo y que debían mantenerse en comunicación para cualquier oportunidad de robo que surja. Además, según lo que registra la Fiscalía, le menciona a su aparente líder que tiene consigo una “máquina”, al parecer haciendo referencia a un arma de fuego.

De otras escuchas telefónicas, se desprende que la aparente red criminal solía dejar abandonadas a sus víctimas luego de quitarles sus pertenencias. En un audio que data del 24 de abril del año pasado, se escucharía a Ronald Iván Díaz Puelles (a) “Puelles” decirle a “César” que había encontrado a una persona tirada en los alrededores del Parque Infantil de Chiclayo.

Al rato, “César” le recriminaría a su subalterno, indicándole que esa persona era la misma a la que había robado horas antes, a la cual había recogido en la discoteca Festicum para luego abandonarla en las inmediaciones del Banco de la Nación de la misma ciudad.

VIOLENCIA. Ante las escuchas presentadas por la Fiscalía para sustentar los 23 hechos delictivos, el Sexto Juzgado de Investigación Preparatoria de Chiclayo declaró fundado el pedido de detención preliminar hecho por la Fiscalía, por un plazo de 10 días.

Pero si bien la mayoría de audios hacen referencia a robos, asaltos y receptación, existen también casos relacionados con presuntos delitos aún más graves.

Es el caso de una denuncia que data de enero del 2017, en la que se menciona que una persona identificada con las iniciales S. R. T. tomó un taxi en la intersección de las calles Vicente de la Vega y Saenz Peña, con destino al distrito chiclayano de la Victoria.

Sin embargo, de acuerdo a la denuncia, en la esquina de Saenz Peña y Víctor Raúl, cuatro personas subieron al vehículo, le taparon el rostro con un trapo y lo amenazaron con un arma de fuego. Luego, lo trasladarían por varios lugares y, en el trayecto, lo obligarían con violencia a darles las claves de sus tarjetas de débito y crédito. Tras sacar S/ 5,000 de sus cuentas, los maleantes lo abandonarían en un lugar desolado, en la periferia de Chiclayo.

Por último, está un caso que data del 12 de mayo del 2016, en el que se hallaría involucrado el detenido Norvil Leonel Quino Córdova (a) “Leo”. Aquí se hace referencia a un asalto en el que la víctima en cuestión, Alpidio Medianero Rodríguez (53), fue asesinada.

Lo más leído