Temas

Lambayeque: “Hermandad” invierte el dinero que amasa con el crimen en autos y prostíbulo

Además señala al recluido dirigente de construcción civil, Wilmer Zegarra Bonilla, como el autor intelectual de cuatro sonados crímenes en la región

Lambayeque: “Hermandad” invierte el dinero que amasa con el crimen en autos y prostíbulo

Lambayeque: “Hermandad” invierte el dinero que amasa con el crimen en autos y prostíbulo

22 de Noviembre del 2016 - 10:35 » Textos: Oswaldo Cabrera » Fotos: Correo

Hicieron de las suyas. El dinero obtenido ilícitamente mediante asesinatos y extorsiones, los cabecillas de la organización criminal “La hermandad del norte”, lo habrían invertido en la compra de vehículos y la apertura de un prostíbulo, en Lambayeque

Así lo reveló el colaborador eficaz N° FPCLL 15012016 al delatar al secretario general del Sindicato Provincial de Construcción Civil de Chiclayo, Wilmer Zegarra Bonilla, como el presunto autor intelectual del homicidio de dirigentes en Chiclayo.

INSTIGADOR. El testigo reveló que Zegarra Bonilla habría contratado los servicios de “La hermandad del norte” para acabar con la vida de Damián Custodio Palacios en enero del 2014, por haberse atrevido a formar un sindicato paralelo en Chiclayo.

Precisó que “una parte del dinero acordado por el trabajo (asesinato)” Zegarra Bonilla lo depositó en la cuenta de una de las hermanas de Mario Sánchez Coronel y ofreció depositar posteriormente el resto; sin embargo habría incumplido y planeaban matarlo.

Es en ese momento, que el colaborador eficaz hace referencia a los bienes que adquirieron los hermanos Sánchez Coronel producto de los asesinatos por encargo.

“Ese dinero ilícito estaría invertido en diferentes vehículos a nombre de terceros, así como en un prostíbulo ubicado en la carretera Piura a Sullana, altura del kilómetro 7 de dicha vía”, refirió el imputado arrepentido.

Otro que declaró en contra de Zegarra Bonilla fue el testigo clave TE-15-2016. Esta persona con identidad protegida aseguró que el dirigente habría planeado la muerte de Juan Miguel Díaz Navidad en agosto del 2011, también por apartarse de las filas del Sindicato Provincial de Construcción Civil y formar su propio gremio regional.

El mismo testigo clave declaró que Zegarra Bonilla habría planificado la muerte de Rubén Esnell Soberón Estela en agosto del 2012, por pretender quitarle el puesto de secretario general del citado sindicato, presentándose como candidato.

También lo sindica como instigador del crimen de Richard Tandazo Ordoñez alias “Sarri” en mayo del 2012 porque armaba un complot para acabar con la existencia de Román Ángel León Arévalo, alias “Viejo Paco”, cabecilla de la red criminal “La gran familia”.

Según el testigo, Zegarra Bonilla planificó conjuntamente con el “viejo Paco” la muerte de “Sarri” porque representaba un obstáculo para controlar las obras y el cobro de cupos.

SE DEFIENDE. Al respecto, el dirigente Wilmer Zegarra negó tajantemente haber atentado contra la vida de los cuatro occisos antes señalados. En su defensa señaló que los familiares de las víctimas lo incriminaron en su oportunidad, pero la Fiscalía no le encontró responsabilidad alguna.

Además precisó que es totalmente falso que se dedique a la extorsión de empresas constructoras y adujo que otras agremiaciones lo quieren desprestigiar por ser el secretario de organización del Sindicato Provincial de Construcción Civil.

Por ser dirigente refirió que se presenta antes las diferentes empresas constructoras para reclamar que respeten los derechos laborales del obrero. “Esto a algunos empresarios constructores les parece mal, pues no cumplen los requisitos establecidos por el Ministerio de Trabajo y se hacen las víctimas, siendo una de estas empresas Galilea”, señaló.

Por su parte, Germán Vásquez Merino, abogado de Zegarra Bonilla, indicó que los colaboradores eficaces del caso “La hermandad” son “delincuentes que tienen un rosario de condenas por extorsión y asesinatos” por lo que la Fiscalía debió tener cuidado al considerar sus testimonios.

“Con el señor Zegarra se ha cometido una injusticia, un abuso y una ilegalidad. El artículo 158 del Nuevo Código Procesal Penal prohibe imponer prisión preventiva en base a la declaración de un colaborador, además que ha sido desmentido”, acotó. 

Los Bocones

Lo más leído