Temas

Millonario proceso en La Victoria se cae por tercera vez

Alcalde Anselmo Lozano anula buena pro de oficio y critica a postores por presentar documentos falsos. Miembros del comité especial caen en contradicciones
Millonario proceso en La Victoria se cae por tercera vez

Millonario proceso en La Victoria se cae por tercera vez

13 de Septiembre del 2017 - 08:34 » Textos: Lester Solis » Fotos: Correo

A punto de perderse estarían los S/ 8 millones 312 mil 735.42 que la Municipalidad Distrital de La Victoria tiene para ejecutar la obra de saneamiento entre la Av. Grau, calle Mesones Muro, Inca Roca y Av. Gran Chimú.

Esto luego de que el último 11 de setiembre el alcalde de esta comuna anulara la última buena pro otorgada por encontrar documentación falsa al postor ganador.

DILATADA HISTORIA. Todo empezó con la convocatoria de la Licitación Pública N° 002- 2016, el 21 de setiembre de 2016.

En esa oportunidad la buena pro se la adjudicó el Consorcio Saneamiento Miguel Grau- La Victoria (Constructora Mundo SRL. y Pyasa SAC. Ingeniería y Construcciones), anulada por vicios en sus bases.

La segunda buena pro la gana (13 de diciembre 2016) el Consorcio Miguel Grau (Roprucsa Contratistas Generales SA., y AC & A Constructora EIRL).

Esta también es revocada por el Tribunal de Contrataciones del Estado (TCE) tras la apelación del Consorcio de Saneamiento Miguel Grau- La Victoria.

La resolución además descalifica la propuesta del apelante, luego el comité descalifica al tercer postor, por lo que se declaró desierto el proceso.

Posterior a ello se convoca a una Adjudicación Simplificada (N° 01-2017), cuya buena pro la gana, el 25 de mayo, el Consorcio Real Victoria (antes Consorcio Miguel Grau).

Pero el TCE revoca la buena pro tras apelación, porque el consorcio ganador acreditó una motobomba 18 HP 6’’, cuando las bases piden una 17 HP.

Esta misma resolución le ordena al comité calificar al que ocupó el segundo lugar, al Consorcio Saneamiento del Norte, buena pro que también fue revocada por el alcalde Lozano por la presentación de documentos falsos.

Luego evaluaron al postor que quedó en tercer lugar, Consorcio Saneamiento Grau- La Victoria, al que se le adjudicó la buena pro, pero hace un par de días se la anularon, también por documentación falsa.

MÁS HISTORIAS. A partir de aquí aparecen algunas interrogantes, ya que al Consorcio Saneamiento Grau- La Victoria, el comité especial le detecta, el 6 de setiembre, que uno de sus profesionales presentó un certificado de trabajo de Epsel, el cual fue declarado falso por el propio Epsel.

Lo curioso es que, dicha información ya la tenía el alcalde Anselmo Lozano desde el 19 de junio de este año, fecha en la que Epsel le respondió con un oficio.

Otro hecho suspicaz es que, el Consorcio Saneamiento Grau- La Victoria acreditó dentro de sus equipos una motobomba 19 HP de 6’’ (las bases piden una 17 HP), lo cual no es advertido en ningún momento.

Correo fue en busca de respuestas y el burgomaestre, Anselmo Lozano, las dio.

“Yo lo solicité información (a Epsel), pero lo hice antes de que sea evaluada esa propuesta porque ya tenía mis sospechas”, señaló la autoridad, quien agrega que solo informó de manera verbal al comité sobre esto.

Lozano agrega, “el problema no es mío, es de los empresarios mediocres que no son serios, que no presentan documentos reales...”, acotó.

LAS CONTRADICCIONES. Correo también fue en busca del jefe de Logística y miembro del comité especial, César Rodríguez Villegas.

“Desconozco, no tenía conocimiento que el alcalde ya sabía desde junio sobre la falsedad del certificado de trabajo (Epsel)”, reveló.

Al preguntarle ¿por qué en su informe de fiscalización que da pie a la nulidad de la última buena pro, no menciona nada de la motobomba que tampoco reunía las características que pide las bases?, Rodríguez dijo que no se percató.

“Esas son cuestiones técnicas, si gusta vamos a hablar con el ingeniero Dick Silva Ravines (actual presidente del comité especial). Yo solo vi este caso puntual (Epsel)”, enfatizó.

Rodríguez nos llevó con Silva Ravines, quien ya conocía varias cosas que su compañero de comité no sabía (a pesar que este órgano es un colegiado), como que el alcalde tenía el oficio de Epsel desde junio.

“Lo que queríamos era evitar caer en un vacío”, argumentó Silva, quien le recordó a Rodríguez, que a él también se le informó de la carta de Epsel del mes de junio, pero que seguro, con tanto papeles que manejaba se olvidó.

Respecto a la motobomba argumentó, “los postores podían presentar en sus propuestas motobombas dentro de los intervalos de 18 HP, 19 HP, 20 HP, eso se lo decimos al Osce”, asumió Silva.