Temas

OCI alerta presunto direccionamiento en millonaria obra de San Carlos en JLO

Advierten al alcalde Epifanio Cubas graves vicios en el proceso, como excluir al postor con la más baja oferta por no calificar con la experiencia requerida, cuando el ganador tampoco la acreditaba. Burgomaestre leonardino tiene la potestad de anular la buena pro, pero ayer no llegó a la comuna por el paro de trabajadores impagos
OCI alerta presunto direccionamiento  en millonaria obra de San Carlos en JLO

OCI alerta presunto direccionamiento en millonaria obra de San Carlos en JLO

18 de Abril del 2017 - 08:42 » Textos: Lester Solis » Fotos: Correo

Descontrol total. Una serie de graves riesgos detectó el Órgano de Control Institucional (OCI) del municipio de José Leonardo Ortiz (JLO) al proceso de licitación para el saldo de obra de saneamiento popularmente conocida como “San Carlos”, en la cual se invertirá 4 millones 718 mil 512,11 soles.

Estos riesgos, sin lugar a dudas, ponen en serio peligro la ejecución de este importante, esperado y retrasado proyecto, sobre todo tras la advertencia de que uno de los miembros del comité especial y funcionario de esta comuna que participó en toda esta licitación, está inhabilitado para trabajar por el Estado hasta el 2020.

RELEVANTE. Según el Informe de Acción Simultánea N° 001- 2017 que el OCI le remite al alcalde leonardino, Epifanio Cubas Coronado, detalla una relación de 8 hechos presuntamente dolosos cometidos en el proceso de Licitación Pública N° 001- 2017 contratación para la ejecución del saldo de obra “Mejoramiento de las redes de agua potable y alcantarillado de la Urb. San Carlos”.

Entre estos graves riesgos figura que, “el comité de selección otorgó la buena pro a pesar que el postor presentó documentación que no permitiría acreditar el cumplimiento de los requisitos mínimos del personal propuesto como residente de obra, respecto de la experiencia mínima acumulada en la ejecución de obras iguales o similares, establecido en las bases integradas”.

Además, el OCI señala, “el comité de selección integró las bases considerando una fecha y lugar para la etapa de presentación de ofertas distinta a la que señaló en la absolución de la consulta formulada por el participante SIGMA SA”.

Asimismo, “la fecha de las etapas de presentación, evaluación y calificación de ofertas y otorgamiento de la buena pro publicada en el Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado -Seace- (10 y 13 de marzo de 2017), difiere de la fecha consignada en las bases integradas (9 y 10 de marzo de 2017), situación que inobserva lo establecido en la normativa de contrataciones y que podría limitar la participación de postores”.

Del mismo modo advierte que, “la solicitud del comité de selección al postor de presentar documentación distinta a los certificados presentados previamente como parte de su oferta, para corroborar la veracidad de los mismos, situación que motivó la postergación de la etapa de otorgamiento de la buena pro, podría inobservar lo establecido en la normativa de contrataciones”.

Así también señala que, “el comité de selección integró las bases del procedimiento de selección modificando la Sección General de las bases, inobservando la normativa de contrataciones del Estado. Además, integró las bases sin haber incorporado en el numeral 9 del capítulo II de la sección específica…”

Otra observación del OCI es que, “el comité de selección integró las bases sin haber considerado la modificación producida como consecuencia de la consulta formulada por el participante Sigma SA. Contratistas Generales, respecto al equipamiento estratégico, manteniendo en la integración de las bases una nota que debió suprimirse”.

Por último advierte que, “que el acta de otorgamiento de la buena pro, publicada en el Seace y que obra en el expediente de contratación, no incluye el cuadro comparativo que detalle los resultados de la evaluación y calificación realizada por el comité de selección respecto de las dos ofertas presentadas; siendo que dicho cuadro no habría sido elaborado por dicho comité”, reza la acción simultánea.

¿DIRECCIONAMIENTO?. Se recalca que a este proceso solo llegaron a presentar sus ofertas: Consorcio Hidráulico Lambayeque, conformado por SEAMPACA & CIA SAC., Constructora Fortaleza SAC. y Constructora San Sebastián Piura SAC.; así como, Consorcio 2A, conformado por SERCOBING SAC., Fabric Contratistas Generales SRL., COAR Ingenieros SAC. y AC&M Servicios Generales EIRL.; siendo admitidas ambas ofertas.

Pero, el 17 de marzo de 2017, según acta de apertura, el comité de selección otorgó la buena pro al Consorcio Hidráulico Lambayeque por el importe de S/ 4 millones 718 mil 512,11; descalificando la oferta presentada por el Consorcio 2A, cuyo precio de oferta era de S/. 4 millones 246 mil 664,21.

Según la documentación, el motivo de la descalificación fue por no cumplir con los requisitos de calificación referidos a la capacidad técnica profesional del residente, habiendo indicado en dicha acta.

“El postor no ha podido acreditar 7 años en experiencia mínima requerida del residente en cuanto a la ejecución de obras de ampliación y mejoramiento del sistema de agua potable y alcantarillado; por cuanto solo se ha logrado acreditar 5.96 años”, se lee en el documento del OCI.

Pero la cereza del pastel es, según el OCI, fue detectar que el postor ganador tampoco acreditaba la experiencia requerida en este ítem.

“El postor Consorcio Hidráulico Lambayeque, a quien el comité de selección le otorgó la buena pro, no acreditaría la experiencia mínima acumulada requerida en las bases integradas, no correspondiendo considerar la experiencia respecto de las obras que se detallan...”, dice el informe.

Se resalta que, el 1 de febrero de 2017, Walter Torres Vera, gerente Municipal, reconoció el comité de selección integrado por Iván Chafloque Montenegro (presidente), gerente de Infraestructura y Desarrollo Urbano, Víctor Sánchez Torres, subgerente de Infraestructura y Rald de la Piedra Arévalo, subgerente de Logística, como primer y segundo miembro titular, respectivamente.

ALCALDE NO HABIDO. Correo acudió ayer a la comuna leonardina en busca de respuestas, donde se realizaba un gran paro de trabajadores.

Fue el nuevo jefe de Imagen Institucional, Carlos Mera Valera, quien nos indicó que el alcalde no estaba en su despacho, pero insistió varias veces, sin fortuna, a su teléfono aduciendo que la autoridad estaba en una reunión fuera de la sede edil. Tampoco estaba en su despacho el gerente edil, Walter Torres Vera.

Mera logró ponernos en contacto vía telefónica con el jefe de Recursos Humanos, Yuri Castillo, quien escuchó el motivo de nuestra visita, pero tras esto, su aparato celular dejó de funcionar (se apagó).

Mientras que en la oficina de Rald de la Piedra nos dijeron que este no llegó por aparentes problemas personales (salud de un familiar). En el despacho de Iván Chafloque nos informaron que estaba de comisión.

Quien sí estaba en su oficina fue Víctor Sánchez Torres, quien al enterarse sobre qué era el asunto, nos dijo que “a la prensa la atendía previa cita”. A pesar de esto, Sánchez admitió que ya sabía de la acción simultánea del OCI.