Temas

Revelan cómo operaban “Los Proveedores Dorados”

Colaborador eficaz e investigado narran ante la Fiscalía que en el mismo municipio se “fabricaban” los ilícitos y se hacía la “repartija” económica por los supuestos expedientes técnicos, actos por los que ahora tienen prisión preventiva

Revelan cómo operaban “Los Proveedores Dorados”

Revelan cómo operaban “Los Proveedores Dorados”

19 de Junio del 2017 - 09:31 » Textos: Lester Solis » Fotos: Correo

Una nueva entrega basada en los elementos de convicción que la Fiscalía adjuntó en el caso de “Los Proveedores Dorados”, quienes son acusados de desfalcar por más de un millón de soles a la Municipalidad Provincial de Lambayeque (MPL), publica Correo en esta edición.

Se trata de las declaraciones que, tanto el colaborador eficaz N° 01- 2017 y un investigado (se acogió a la confesión sincera) dieron a la Fiscalía Anticorrupción batuteada por Magaly Quiroz Caballero, las mismas que sirvieron para la sustentación de la prisión preventiva por 18 meses que ahora pesa sobre 6 de los imputados.

Cabe resaltar que los fragmentos que publicaremos a continuación están contenidos en la Carpeta Fiscal N° 121- 2015, en donde la Fiscalía recalca que lo dicho por el colaborador eficaz fue corroborado por el investigado acogido a la confesión sincera.

ASÍ ERA LA COSA. En uno de los párrafos de la Carpeta Fiscal N° 121- 2015 se lee, “.… Richard Fernández Flores (gerente de Administración y Finanzas), me llamó a su oficina y me dijo que tenía que sacar dos expedientes… haciéndome entrega de los expedientes ya elaborados... por lo que le dije: estos expedientes ya han estado en mi oficina, es decir, ya habían sido elaborados por terceras personas y por lo tanto no había necesidad de formular el requerimiento para su elaboración; contestándome: pásalo nomás, es para el número uno y luego se rectificó diciéndome que era para el número dos, refiriéndose al doctor Ulises Mendoza Dávila…

Con esta modalidad, Fernández Flores me pidió que haga la solicitud de requerimiento en cuatro oportunidades, generalmente me decía que el dinero iba a ser destinado para el gerente municipal, Ulises Mendoza Dávila y me decía: tú sabes, es para el hombre, es para el dos.

...En una oportunidad le dije que cómo sería con nosotros y me dijo que luego veríamos para nosotros…”, se aprecia en los elementos de convicción que presentó la Fiscalía Anticorrupción.

Además narran la manera desvergonzada como los exfuncionarios públicos de la MPL se reunían con los presuntos proveedores y en el propio municipio para armar sus ilícitos.

“…luego, cuando los supuestos proveedores Víctor Alberto Preciado Mío y Guido Eugenio Samamé Constantini entraron en confianza se reunían en la oficina de Logística con Rald Clay de la Piedra Arévalo…allí se armaba toda la documentación del requerimiento, esto es las solicitudes de cotizaciones, las proformas que debían emitir los proveedores y se hacían los cuadros comparativos, para ello eran los mismos proveedores quienes generalmente llenaban sus solicitudes de cotización, en algunas oportunidades fue Preciado Mío quien llenaba las solicitudes de su exesposa, Liliana Sarrín Arroyo…a veces ellos mismos (Preciado y Samamé) iban a imprimir por la universidad (Pedro Ruiz)….

.. todo era simulado con la única finalidad de lograr el pago de un servicio que no se hizo, luego de que se elaboraba toda esta documentación en Logística, era firmada por el subgerente de Logística, Rald de la Piedra, quien tenía conocimiento de todo este procedimiento irregular y por el cotizador Jorge Santisteban, quien únicamente firmaba sin cuestionar…

… luego regresaba a Miguel Castillo, el tesorero, quien también tenía conocimiento de que estos procedimientos eran irregulares, ponía condiciones para emitir los cheques y cobraba 500 soles por cada cheque…”, se lee en al carpeta fiscal.

LA REPARTIJA. En otro momento, sin ningún desparpajo cuentan ante la Fiscalía cómo se repartían el dinero entre los exfuncionarios involucrados en la confección de los ficticios expedientes técnicos.

“... yo le entregaba a Fernández Flores a veces 5 mil soles, y en otras oportunidades 4 mil 500, él exigía siempre que le dé los 5 mil, pero yo le decía que habían otros gastos que pagar, porque tenía que entregarle a Rald de la Piedra, 500 soles; a Martín Gamarra, 500 soles; a Miguel Castillo, 500 soles; cuando firmaba Martín Pérez la conformidad tenía que entregarle mil soles, a quien nunca se le dio fue al cotizador, Jorge Santisteban…

… A Fernández Flores se le entregaba 5 mil soles porque él decía que, si él no aprobaba la supuesta contratación, el trámite no seguía y no se iba a lograr sacar el dinero de la municipalidad…

…de los otros requerimientos, el dinero ha sido recibido por Iván Prada Vinces, quien acompañaba al banco a los supuestos proveedores y recibía el dinero para luego llevárselo a Richard Fernández”, dice en la carpeta fiscal.

Al parecer, estos exfuncionarios no tuvieron reparo de nada, porque se aprovecharon hasta de la desgracia que causó el fenómeno El Niño para cometer sus presuntas fechorías.

“…respecto a los cuatro proyectos de rehabilitación, el de Castilla de Oro, Cruce Panamericana Antigua y Pueblo Nuevo, Cruce Panamericana Antigua (Punto Cuatro), Solecape, camino vecinal, pueblo joven San Martín, Lambayeque Viejo, Huaca Chotuna, estos cuatro requerimientos los hice por iniciativa de Richard Fernández, quien me dijo que había que buscar caminos vecinales para darles mantenimiento y reconstrucción, que se podían incluir en la rehabilitación por el fenómeno de El Niño, porque el Gobierno iba a otorgar financiamiento.