Temas

Por resistirse a ser asaltada en la calle ​mujer sufre tremenda golpiza

Tras brutal agresión, víctima estuvo hospitalizada varios días en el hospital
Por resistirse a ser asaltada en la calle ​mujer sufre tremenda golpiza

Por resistirse a ser asaltada en la calle ​mujer sufre tremenda golpiza

21 de Julio del 2017 - 10:59 » Textos: Lucía Cruz » Fotos: Correo

Una indefensa mujer, fue amenazada con un arma de fuego y agredida salvajemente por resistirse a un asalto. Los delincuentes no dudaron y la atacaron sin piedad hasta romperle la cabeza, después de llorar y suplicar por su vida, la abandonaron inconsciente en la vía pública, llevándose consigo el equipaje, dinero en efectivo, documentos, celular y las llaves de su vivienda. Este terrible suceso ocurrió a las 5:30 am, del lunes, en el asentamiento humano Túpac Amaru, en Chaupimarca.

TERRIBLE. Después de vivir una experiencia traumática, la víctima que no quiso identificarse por temor a las represalias, contó que el lunes, llegó a Pasco para trabajar y como siempre bajó del bus en el óvalo del AA.HH. Túpac Amaru. Cuando apenas dio unos pasos con dirección a su domicilio, vio que un vehículo la seguía, de repente dos sujetos, la amenazaron con un arma de fuego, asustada pidió ayuda.

Enfurecido uno de los ladrones la golpeó sin piedad en la cabeza, la despojaron de todos sus bienes y huyeron con rumbo desconocido.

“La agresión fue tan fuerte que creía que me iba a morir, tengo varios cortes en la cabeza, porque me golpearon con la pistola. Les dije que se llevaran mis cosas y tuve que rogar para que me dejen vivir porque tengo familia. Me llevaron al hospital donde estuve internada dos días, me dijeron que tenía TEC, acabo de salir de alta, pero aún estoy en recuperación”, declaró.

Precisó que se trata de dos sujetos de unos 21 años, uno es alto y el otro bajo, ambos son delgados y tienen una pistola.

No sería la única vez que hacen lo mismo.

RECOMIENDA. La joven víctima alertó a los pasajeros a tener mayor cuidado a la hora de llegar a su destino, porque nada es seguro.