Temas

Piura: Abandonan a su suerte a desaparecidos en Ayabaca

Helicóptero no alzó vuelo y nadie atiende a familiares. Experto se pregunta qué hacían mineros en Yanta.

Piura: Abandonan a su suerte a desaparecidos en Ayabaca

Piura: Abandonan a su suerte a desaparecidos en Ayabaca

27 de Julio del 2015 - 10:28 » Textos: Jhony Navarro

“Tengo el presentimiento de que algo va a suceder hoy día (ayer) y aquí me quedaré esperando”, auguró a primera hora la esposa de Segundo Tacure, uno de los tres trabajadores de la empresa minera Río Blanco Copper S.A. (RBC) desaparecidos en Ayabaca.

Sus premoniciones hicieron blanco por otro lado, pues lejos de tener noticias del paradero de su esposo y sus dos compañeros, la novedad del domingo fue la suspensión indefinida de las operaciones de rescate aéreo debido a la persistencia del mal tiempo.

La alta nubosidad y poca visibilidad que dominaron el cielo piurano este domingo obligaron a permanecer en sus hangares a los helicópteros de la Fuerza Aérea y el Ejército Peruano que participan de la búsqueda y rescate.

Sin explicación. Los familiares de los desaparecidos, Orlando Pastrana, Segundo Tacure y la periodista Aleida Dávila, acusaron el golpe por partida doble, pues junto a la suspensión de los vuelos de helicópteros desde la base de la Fuerza Aérea en Piura, enfrentaron también el silencio de los responsables del plan de búsqueda.

“Nada. No tenemos noticia alguna y nadie nos dice nada”, se quejó hacia las 17:00 horas de ayer Manuel Tacure Saavedra, hermano del cocinero perdido en la sierra piurana.

El también chef, quien llegó la semana pasada desde Lima apenas se enteró del extravío de su hermano, esperó durante largas horas en los exteriores del Grupo Aéreo N° 7 en procura de novedades, pero nadie le alcanzó una explicación convincente de lo que estaba ocurriendo en la zona.

“Nos dicen que la búsqueda se ha paralizado y que los helicópteros no salieron hoy (ayer) por el mal tiempo reinante en Piura”, alcanzó a decir su cuñada que la acompaña en esa penosa tarea en nuestra ciudad.

Día 16. Así, los tres mineros de RBC ingresan hoy al día 16 sin que den señales de que sobrevivieron a la inclemencia del clima y las condiciones geográficas extremas que reinan en el ramal norte de la cordillera peruana.

Con el paso de los días transcurridos, al mismo tiempo se diluyen las esperanzas de encontrar a alguno de ellos con vida.

Lo que viene, según coincidieron los familiares, será una profunda investigación de lo que hay detrás de la misteriosa desaparición de estas personas, y sobretodo de los propósitos que les habían encomendado para exponerse en una de las zonas de más difícil geografía del país.

Sobre el particular, Correo dialogó con un extrabajador de RBC, al que por pedido suyo solo citaremos sus iniciales: LMN.

Conocedor de las relaciones entre esta empresa subsidiaria de Zijin Mining Group (China) y las comunidades campesinas de Segunda y Cajas (Huancabamba) y Yanta (Ayabaca), LMN está convencido de que los expedicionarios de la minera no tenían preparación alguna para trabajo de alta montaña.

Cuestiona a minera. “Eso se desprende del hecho de que el grupo nunca tomó en cuenta que la inclemencia del clima (frío extremo, lluvia y viento constante y densa neblina) afectan el normal funcionamiento de los instrumentos de ubicación (GPS y teléfonos) que requieren de una correcta señal satelital”, afirmó.

Según sostiene, la minera cuenta con personal de la zona del proyecto con experiencia en expediciones geológicas como la actual, pues en cuatro años de exploración minera ejecutó numerosas misiones en el mismo lugar donde se perdieron los cuatro trabajadores.

El experto también puso en tela de juicio lo dicho por la gerente de Relaciones Externas de Río Blanco, Karla Díaz, quien explicó que la presencia de la periodista Aleida Dávila en el grupo es porque cumplía trabajo de relaciones comunitarias entre los poblados del área de influencia del proyecto minero.

LMN dice que esa funcionaria “falta a la verdad”, pues en el área de las concesiones de Río Blanco Copper, ubicadas en ambos flancos de la cordillera en territorio comunal de Yanta y Segunda y Cajas no existe ninguna población.

“Debido a lo inhóspito, agreste y lo lejano del lugar, el poblado más cercano y pequeño es justamente Río Blanco, ubicado a unos 8 kilómetros al este del antiguo campamento minero “Henry’s Hill”, donde se encuentra el yacimiento de cobre ya explorado”, precisó.

Misión suicida. El ingeniero minero recordó que, a pesar de sus pocas familias, el caserío de Río Blanco nunca ha permitido el ingreso de trabajadores de la empresa minera.

“Si esta comunicadora iba a realizar trabajo social comunitario, éste debió hacerse en los caseríos de montaña de Segunda y Cajas, como El Carmen, Rosarios, Peña Rica, Pan de Azúcar, Sagrado Corazón de Jesús, los cuales se hallan muy distantes (unas 8 o 10 horas del campamento minero) desde el último punto de la carretera”, enfatizó.

Para el extrabajador de Río Blanco, ha sido un “error suicida” que la expedición haya franqueado la cordillera del lado oriental al occidente, cumpliendo la peligrosa travesía del páramo inhóspito.