Temas

Diresa pagó servicios de alquiler vehicular no brindados

Encuentran presuntas irregularidades en la contratación de dichos servicios, entre mayo y junio del año pasado, que fueron fraccionados y no habrían tenido ningún control para los respectivos pagos a los proveedores
Diresa pagó servicios de alquiler vehicular no brindados

Diresa pagó servicios de alquiler vehicular no brindados

06 de Septiembre del 2017 - 10:12 » Textos: José Martínez » Fotos: Correo

Una comisión auditora ha determinado presuntas irregularidades en la contratación del servicio de alquiler vehicular por emergencia sanitaria, entre mayo y junio del año pasado, en Piura, en cuyo marco incluso se habría pagado por servicios no realizados, generando perjuicio económico al Estado por 36,200 soles.

La auditoría de cumplimiento denominada “Uso y destino de los fondos del Plan de acción de emergencia sanitaria región Piura”, periodo 1 de enero de 2015 al 30 de junio de 2016, fue dispuesta por la Oficina Regional de Control Institucional del Gobierno Regional Piura.

ALQUILER DE VEHÍCULOS. Según ha verificado la comisión auditora, en base a la documentación proporcionada por la Dirección Regional de Salud, en la modificación del Plan Anual de Contrataciones del periodo 2016 se programó 52,000 soles para la contratación directa del servicio de alquiler de vehículos (ómnibus) para el transporte de personal, que realizaría actividades entomológica y nebulización especial, al amparo de los decretos supremos 014 y 020 - 2016 - SA.

Pero, más bien se realizó la contratación con órdenes de servicio y no se efectuó la regularización y formalidades de la contratación directa.

A SULLANA Y TALARA. Además, se contrataron los servicios de unidades vehiculares para cubrir las rutas de Sullana a los distritos de Sullana y Talara, con órdenes de servicio por montos menores a las 8 Unidades Impositivas Tributarias (UIT).

La comisión auditora tuvo en cuenta que tres de estos alquileres fueron contratados con diferentes órdenes de servicio, pese a que se ejecutaron en las mismas rutas.

De este modo, el responsable del equipo de Contrataciones y Adquisiciones, dependiente de la Oficina de Logística de la Diresa, no habría realizado la correcta planificación de los recursos, al no consolidar los requerimientos de dichos servicios, para ser adquiridos mediante un proceso de mayor complejidad, con la finalidad de evitar incurrir en fraccionamientos, se consigna en el documento.

SERVICIOS FANTASMAS. El órgano contralor también ha determinado que se pagaron servicios de alquiler vehicular, con la conformidad de servicio al mismo vehículo en diferentes rutas y en los mismos horarios.

De esta forma, se evidencia que algunas unidades móviles no habrían prestado el servicio, según las rutas y fechas que indica la orden de servicio.

Sin embargo, se dieron conformidades, sin haber establecido un eficiente control de la prestación de los mismos.

Además, varias unidades vehiculares no contaban con permiso para el traslado de personal.

SIN ESPECIFICACIONES. En la verificación del expediente que sustenta la orden de servicios 2678 no aparecen las especificaciones técnicas, por lo que no se definió con claridad las condiciones en que se ejecutó la prestación del servicio.

Tampoco se indica aspectos como el costo del alquiler de cada unidad, el horario en que realizaría el servicio, y si contaban con SOAT.

Aparte, el proveedor Segundo Yarlequé Sosa presentó su cotización el 13 de junio de 2016; es decir, el mismo día en que se emitió la orden servicios; igual las cotizaciones de

otros dos postores.

En este caso, las cotizaciones del estudio de mercado fueron realizadas por Maximiliano Guerrero Ácaro, responsable del equipo de Contrataciones y Adquisiciones, en forma posterior a la realización del servicio, que fue del 13 al 27 de mayo del 2016.

El costo del servicio fue de 41,200 soles y no se realizó la contratación directa, transgrediendo la Ley de Contrataciones del Estado, que indica que contrataciones superiores a 8 UIT se deben realizar bajo esa modalidad, que comprendía la elaboración y publicación en el Seace del informe técnico y legal que justificaba la contratación, así como las formalidades de los actos preparatorios.

MISMO PROVEEDOR Y UNIDADES. En cuanto a tres contrataciones de servicios de alquiler vehicular menores a 8 UIT, dos servicios fueron brindados por el mismo proveedor (Segundo Ricardo Yarlequé Sosa) y el otro servicio fue realizado por el proveedor Daniel Quinde Gómez, que utilizó las mismas unidades móviles de primer proveedor, lo que evidencia que las contrataciones fueron fraccionadas y se pagó por un servicio que no se recibió, según la comisión auditora.

SIN CONTROL. Según la comisión auditora, no existió ni el control ni la verificación del cumplimiento del servicio del ómnibus Hyundai, de placa PIJ - 969, que fue contratada para brindar dos servicios en rutas diferentes al mismo tiempo.

Sin embargo, el entonces jefe de la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental Piura, Miguel Ernesto Ruíz Gómez, dio conformidad al servicio, sin realizar ninguna observación al mismo.

FALTA DE TRANSPARENCIA. “La situación afecta la legalidad y transparencia que debe regir las contrataciones del Estado, al no permitir la concurrencia de postores, evitando que la Dirección Regional de Salud se beneficie con mejores propuestas y le ha ocasionado un perjuicio económico por 36,200 soles, se consigna en el documento de la comisión auditora.

Así, la situación se habría generado por la actuación de funcionarios y servidores de la Diresa, de la Oficina Ejecutiva de Administración, Salud Ambiental, Oficina de Logística y el responsable del equipo de Contrataciones y Adquisiciones, que desestimaron realizar el proceso de contratación directa.