Temas

Dos hermanos mueren al despistarse el automóvil en el que viajaban

Ellos habían salido de Mórrope y en la Panamericana Norte terminaron chocando contra un árbol
Dos hermanos mueren al despistarse el automóvil en el que viajaban

Dos hermanos mueren al despistarse el automóvil en el que viajaban

13 de Septiembre del 2017 - 08:15 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

Una nueva tragedia enluta el hogar de una familia, tras la muerte de dos hermanos en un accidente de tránsito, en Piura

LOS AUXILIAN. Eran alrededor de las 11:40 de la mañana de ayer cuando un conductor se percató que a un lado de la carretera Piura- Chiclayo, yacía un automóvil color blanco empotrado contra un árbol.

El hombre, que prefirió mantener su nombre en el anonimato, al acercarse vio a dos jóvenes con varias heridas en todo el cuerpo, por lo que decidió interrumpir su viaje a Tumbes y auxiliar a ambas víctimas.

El joven trasladó en su vehículo a los heridos hacia el hospital Privado, ubicado en Simbilá.

DESPISTE. Cerca de la 1:40 de la tarde, los agentes de la unidad de Carreteras llegaron hacia el kilómetro 917 de dicha vía, donde se produjo el accidente, y encontraron el vehículo siniestrado.

Durante las primeras pesquisas realizadas por los policías, el accidente se habría producido por un despiste, cuyas causas (mecánicas o humanas) están por determinarse.

“Llegamos, pero solo encontramos el vehículo, las víctimas ya habían sido trasladadas a un hospital. Las primeras diligencias reportan que ha sido un despiste”, refirió uno de los agentes que acudió a la zona del accidente.

DOLOR POR MUERTE. Enterados por lo sucedió, los familiares de las víctimas llegaron al nosocomio, donde los identificaron como los hermanos David Joel y Henri Olivos Santamaría, de 29 y 19 años respectivamente.

Al conocer la trágica noticia de la muerte de los dos hermanos, sus parientes rompieron en llanto y evitaron otorgar declaraciones.

Solo a una de las asistentes se le escuchó decir que ambos hermanos eran muy unidos, mientras abrazaba a otro pariente.

El dolor embargaba dicha sala de espera, mientras los cuerpos eran retirados para ser llevados a la morgue de Piura.