Temas

El accionar de los ronderos pone en riesgo el desarrollo de huancabambinos

Habrían castigado al teniente gobernador por solicitar mejoras para la insititución Educativa “César Trelles Lara”. El centro educativo solo cuenta con dos profesores y hay 128 alumnos en primaria. Castigarían a los moradores que le exigen al alcalde que ponga en agenda la rendición de cuentas

El accionar de los ronderos pone en riesgo el desarrollo de huancabambinos

El accionar de los ronderos pone en riesgo el desarrollo de huancabambinos

05 de Octubre del 2016 - 09:34 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

En las últimas semanas, los pobladores de la provincia de Huancabamba han denunciado los abusos de los que estarían siendo víctimas por parte de los miembros de las rondas campesinas.

Según los denunciantes, los ronderos del distrito de Carmen de la Frontera , caserío de Sapalache, se estarían valiendo de sus funciones para silenciar a las autoridades locales. Estas le exigen al alcalde de este distrito, Merbin Peña Vilela, la rendición de cuentas y la mejora de la Institución Educativa N°14466 “César Trelles Lara”.

DENUNCIA. El teniente gobernador de este caserío, Joaquín Pusma Cruz, y el dirigente vecinal Ítalo Correa Velazco, recibieron 30 azotes por parte de los integrantes de estas rondas. A ellos los castigaron solo por solicitar la mejora de la infraestructura de la Institución Educativa N°14466 César Trelles Lara.

Ambos agraviados denunciaron al presidente de las rondas campesinas, Alex Cunayque Correa, quien habría ordenado dicho ‘castigo’.

MOTIVOS. Joaquín Pusma Cruz junto a Ítalo Correa Velazco, declararon a Correo que los ronderos los habrían ajusticiado porque enviaron un oficio a una entidad privada donde les pedían apoyo para elaborar un expediente técnico para la mejora de la institución educativa nacional N° 14466 “César Trelles Lara”.

ABANDONO. Lamentablemente el accionar de los ronderos no termina con el ‘castigo’ a estas dos autoridades locales; sino que pone en evidencia la realidad en la que viven los estudiantes de este centro educativo y las facultades que los integrantes de las rondas se atribuyen.

Segundo Pintado Ramaycuna, director de la Institución Educativa N° 14466 “César Trelles Lara”, ubicada en el del caserío Rosarios Bajo, manifestó que el oficio se envió a la empresa privada porque el mejoramiento de este centro educativo es urgente.

“La necesidad de mejorar la infraestructura surge porque tenemos 128 alumnos en secundaria y 60 en primaria que estudian en aulas de multigrado”, explicó.

El docente refirió que solo hay un docente para un aula donde se enseña de primero a tercero de primaria y otra aula donde se enseña de cuarto a sexto de primaria.

“Contamos solo con dos profesores contratados. Otra de las carencias que tenemos es que nuestras aulas son de adobe, calaminas y madera, lo cual podría poner en riesgo la integridad de nuestros alumnos por las lluvias y deslizamientos”, advirtió.

Respecto al documento que enviaron y que desencadenó la agresión por parte de los ronderos, Pintado manifestó que dicho oficio se gestionó a pedido de los padres de familia, quienes buscan que la educación de sus hijos mejore.

Uno de los dos docentes con los que cuenta esta institución, quien no quiso revelar su identidad por temor a las represalias por parte de los ronderos, manifestó que la situación es crítica en este colegio y responsabiliza de esta problemática a las autoridades por su desidia para resolver este problema que afecta a los escolares del caserío de Rosarios Bajos.

“Nuestros alumnos estudian en un lugar inseguro, no se puede tener equipos multimedia porque se pueden perder; no tenemos infraestructura, no hay inmobiliario y estamos incomunicados”, informó.

Uno de los pedidos que han hecho hace varios meses fue que se contrate a un docente más, pero no han sido escuchados.

“Nos falta un docente más, ya que hay dos profesores que enseñan de primero a tercero y de cuarto a sexto, cuando la norma manda que un docente de aula multigrado debe enseñar primero y segundo grado”, indicó.

Otro de los problemas que denunciaron los pobladores es que el burgomaestre Merbin Peña no habría realizado la rendición de cuentas que exige la ley, y si alguien le solicita que lo haga, es castigado por los ronderos.

Lo más leído