Temas

Piura: Hampones asesinan a balazos a un empresario

Los delincuentes los interceptan a la salida de una entidad financiera. El chofer herido es trasladado a la ciudad de Sullana

Piura: Hampones asesinan a balazos a un empresario

Piura: Hampones asesinan a balazos a un empresario

05 de Agosto del 2017 - 11:25 » Textos: Luisa Alatrista » Fotos: Correo

Con crueldad y a sangre fría fue asesinado un empresario en Las Lomas de dos balazos en la boca. La víctima tomó una carrera a la salida de una entidad financiera, con dirección a su vivienda, cuando metros más allá, el vehículo fue interceptado por dos motocicletas de donde un hombre apuntó a su objetivo.

El delincuente exigía a su víctima el dinero cobrado de la entidad financiera (Caja Sullana), y al no conseguir su propósito, disparó dos veces contra Maycol Valdiviezo Agurto.

En el asalto, un proyectil de bala impactó en el cuerpo del chofer de apellido Condori Crisanto, quien fue trasladado al Hospital de Apoyo II en Sullana, donde fue sometido a una operación. Mientras que el empresario fue evacuado al centro de salud de Las Lomas, donde llegó cadáver.

El hermano del occiso, quien iba en el vehículo, atestiguó la muerte. Fue conducido a la comisaría sectorial para recoger su manifestación. 

Para la policía, se trata de una banda de cuatro marcas que esperó sigilosamente a su víctima a la salida del banco para dar el golpe.

Lo que no sabían los delincuentes, era que la víctima no llevaba el dinero, dado que no logró cobrar el préstamo de 12,000 soles en la entidad crediticia, regresando con las manos vacías a su vivienda.

En ese momento aparecen los asaltantes y al no encontrar el dinero, disparan varias veces y sin el menor remordimiento, acaban con la vida del empresario.

La muerte de Valdiviezo Agurto se registró al promediar las 5:30 p.m. de ayer.

Se conoció que la víctima era dueño de un local de comida en el valle de Chipillico y un camión con el que recorría la zona haciendo trabajos de carga.

El occiso era natural del centro poblado El Partidor, donde era conocido por sus actividades económicas.

El chofer del auto AKL-393, miembro de una empresa de taxi en la zona, se salvó de acabar muerto y se aferra a la vida.