Temas

La media tonelada de cocaína incautada en Lancones era de narcotraficantes colombianos

El estupefaciente iba a ser acopiado en Piura para luego ser enviado al extranjero

La media tonelada de cocaína incautada en Lancones era de narcotraficantes colombianos

La media tonelada de cocaína incautada en Lancones era de narcotraficantes colombianos

10 de Julio del 2017 - 08:31 » Textos: José Chapa » Fotos: Correo

La media tonelada de clorhidrato de cocaína que logró incautar el Departamento de Operaciones Tácticas Antidrogas (Depotad), en el distrito de Lancones (Sullana), pertenecía a narcotraficantes colombianos y, al parecer, pretendían enviarla al extranjero a través del puerto de Paita.

EL COORDINADOR. La Policía informó que el ecuatoriano detenido que hacía de liebre a bordo de una motocicleta, César Emilo Maldonado Bermeo, (a) “John Donday”, era el coordinador o enlace, y era el encargado de entregar la droga en el Perú.

Junto a él fueron intervenidos su acompañante Beltrán Castillo Gutiérrez (29 años), conductor de la motocicleta; Jesús Alberto Albines Otero (26), y Armando Vivanco Godos (42), conductor de la camioneta que transportaba los 508 “ladrillos” de clorhidrato de cocaína, camuflados entre la chatarra.

Este cargamento de droga había sido recogido en una parcela ubicada en la localidad de Zapotillo, en Ecuador. Maldonado Bermeo luego habría contactado a Vivanco Godos para que lleve el clorhidrato de cocaína a Piura.

Este no habría sido el único transporte de droga que habrían hecho los ahora detenidos, porque, según versiones de algunos moradores, la camioneta siempre pasaba por la zona cargada de chatarra.

El objetivo de los narcotraficantes habría sido trasladar el estupefaciente a Paita o a la selva, y tendría como destino final Europa o Brasil.

Agentes de Inteligencia le seguían los pasos desde hace buen tiempo.

Este es el segundo cargamento importante incautado por los agentes del Depotad. Hace un mes frustraron el envío que se iba a hacer a través del puerto de Paita, de 474 kilogramos de clorhidrato de cocaína que había sido acondicionada en conos de hilo. Su destino era África.

En el Perú, el kilo de cocaína alcanza los 1,000 dólares, en Europa los 40,000, y en Asia o África entre 100,000 a 120,000 dólares.