Temas

La población tiene reparos a la ampliación del anillo vial

Hay quienes consideran que el eventual retiro de los mototaxis hasta la avenida Vice obligaría a un mayor gasto para llegar al mercado o centro de Piura. Los comerciantes de las zonas cercanas a la Av. Sullana aseguran que perderían público
La población tiene reparos a la ampliación del anillo vial

La población tiene reparos a la ampliación del anillo vial

23 de Agosto del 2017 - 08:40 » Textos: José Martínez » Fotos: Correo

Diversas reacciones genera en los ciudadanos la eventual ampliación del anillo vial de la ciudad de Piura, con lo cual mototaxis y motocicletas ya no circularían por la avenida Sullana, Bolognesi y calle Lambayeque, sino que llegarían solo hasta las avenidas Vice, Don Bosco (exCircunvalación) y Cáceres.

Mientras la mayoría de vecinos consideran que se verían perjudicados, porque para movilizarse del sector oeste al mercado o centro de la ciudad y viceversa tendrían que pagar doble pasaje, incluso los pequeños comerciantes verían alejado el público potencial, también hay quienes consideran que la medida ayudaría a recuperar el orden y a evitar la imprudencia de algunos conductores de trimóviles.

PROS Y CONTRAS. Ricardo Antonio Suárez Castillo, quien vive en la calle Junín, expresó que hay varios puntos de vista sobre el tema.

“Conviene y no conviene; conviene porque ante una emergencia que tenemos, salimos y buscamos una moto cerca y nos movilizamos. Pero, lamentablemente el peligro de las motos es que también se pueden prestar para cosas malas, como los asaltos”, expresó.

Pero, recordó que este tema es un “caballito de batalla”, que cada cierto tiempo los políticos lo vuelven a poner sobre el tapete, porque se estuvo debatiendo desde la época del extinto alcalde José Aguilar Santisteban “Pepe”, que murió hace casi una década.

MÁS LEJOS. El trabajador independiente Javier Preciado Quezada dijo que con el retiro de las mototaxis hasta la avenida Vice se favorecería el tránsito, pero en la otra cara de la moneda “nos dejarían más retirado, porque movilizarse en taxi ya es otro cantar”.

Refirió que domicilia en el asentamiento Nueva Esperanza y llega al centro en taxi colectivo. Pero, “uno se moviliza a Enosa (en la avenida Sullana, por donde hay un paradero de trimóviles) para irse a ver los trabajos que se presentan”, agregó.

En tanto, una ama de casa, de compras en el mercado y con domicilio en el asentamiento Túpac Amaru, indicó que “tendríamos que tomar otro carro, porque la avenida Vice está muy lejos (del centro de abastos)”.

MALTRATOS. Santos Hernán Berrú Gonzaga, que trabaja en guardianía, dijo: “personalmente y para quienes desarrollamos una rutina diaria, la medida es desatinada, y parece que obedece a intereses de quienes nos gobiernan o allegados”.

Consideró “que sería un maltrato que se da, tanto al transportista mediano como al usuario del sector oeste, que van a tener que pagar doble pasaje para llegar al mercado o al centro; incluso estaríamos expuestos a pagar los caprichos de cualquier conductor”.

“A los que tomamos una carrera de emergencia, por ejemplo a una farmacia o al mercado, nos dejarían lejos de nuestro destino”, remarcó.

Consideró que muchos dejarían de lado a los mototaxis para optar por los ómnibus, pero “se recargaría este servicio, generando más maltrato del que actualmente existe contra niños, jóvenes y adultos, porque hay conductores y cobradores que llenan las unidades y llevan a las personas como si fueran animalitos”.

DESEMPLEO. El pequeño empresario de la calle Huánuco, José Alberto Tume Vélez, dijo que tiene movilidad propia, pero “me parece mal la propuesta, porque hay bastante gente desempleada y el tramo que les quedaría a los trimóviles para que trabajen sería pequeño”.

“Hay bastante mototaxista, como para que tomen esa medida”, increpó.

AFECTA NEGOCIOS. La comerciante Ortelia Niño Valle, con un pequeño negocio de venta de refrescos en la esquina de la cuadra 2 de la calle Roma, mencionó: “no estaría de acuerdo, porque si se queden allá los mototaxis (en la avenida Vice y no llegan como hasta ahora a la avenida Sullana) no habría afluencia de gente por este sector. El transporte de trimóviles genera movimiento para cualquier negocio”.

Resaltó que mototaxis “hay en cantidad”, pero también reparó que ante la existencia de miles de trimóviles, hay quienes utilizan estos vehículos para robar, pero ese es un tema de seguridad, que corresponde atender a la Policía.

ES NECESARIO EL ORDEN. El obrero Juan Paz García, con domicilio en la calle Amazonas, en Pachitea, señaló que “me parece bien” la eventual ampliación del anillo vial para que mototaxis y motos lineales solo puedan ingresar hasta la avenida Vice.

“Va a permitir simplificar el tránsito”, dijo, para agregar que quienes quieren llegar al mercado o al centro de la ciudad pueden tomar un ómnibus o una combi.

UNIVERSITARIO. Un estudiante universitario, de nombre Adolfo, dijo que la eventual circulación de mototaxis hasta la avenida Vice “perjudicaría bastante”.

Contó que domicilia en el sector oeste y cuando la combi está “muy llena”, aborda un trimóvil para llegar al mercado. Pero, de concretarse la ampliación del anillo vial ya lo dejarían lejos.

Recordó que los trimóviles son los vehículos más empleados a nivel de Piura, más que los taxis, por el tema económico.

LLEGAR A ACUERDOS. El comerciante Lucio Edwin Espinoza señaló: “lo cierto es que tienen que coordinar ambas partes (mototaxistas y autoridades ediles), para llegar a un acuerdo, porque conversando se entiende la gente y porque no hay fuentes de trabajo”.