Temas

Las quebradas de la sierra de Piura siguen siendo una zona de terror

Las casas se siguen cayendo en Chulucanas, rodeada por quebradas, que dejan incomunicados a varios caseríos, en tanto en La Encantada temen un nuevo desborde y el agua del río Piura ya está en los corrales de Micaela Bastidas. En Piura, las fuertes lluvias generan que dren Maldonado deje incomunicados a AA.HH.

Las quebradas de la sierra de Piura siguen siendo una zona de terror

Las quebradas de la sierra de Piura siguen siendo una zona de terror

08 de Marzo del 2017 - 08:18 » Textos: José Martínez » Fotos: Correo

La tragedia, de la mano con la irresponsabilidad, sigue rondando la quebrada Río Seco, en el distrito Buenos Aires, provincia de Morropón (Piura), cuyo caudal se incrementa con las fuertes lluvias.

En Chulucanas, capital de Morropón, las quebradas se activan e interrumpen las vías de penetración cada vez que se presentan intensas precipitaciones pluviales.

Y en La Encantada temen un nuevo desborde de las aguas del río Piura, que ya están en el corral de las casas del sector Micaela Bastidas.

En tanto, en Piura, en el sector oeste, el dren Maldonado deja incomunicados momentáneamente a unas 15 mil personas de varios asentamientos.

ARRASTRÓ ÓMNIBUS. Ayer, alrededor de las 4 de la madrugada, un vehículo de la empresa Virgen de la Asunción, lleno de pasajeros, intentó cruzar la quebrada Río Seco, en Buenos Aires.

Pero, fue arrastrado fuera del badén por la fuerte corriente. Desesperados, en medio de las aguas, los más de 30 pasajeros fueron auxiliados por pobladores de la zona, que utilizaron sogas para rescatarlos.

Por fortuna, no se registraron víctimas mortales. Pero, el conductor del ómnibus fue detenido por la Policía por exponer la vida de los pasajeros.

El vehículo de transporte público se dirigía a Canchaque y no es el primer caso, sino que el 24 de febrero pasado la corriente de la misma quebrada volteó un ómnibus de la empresa Turela, que cubre la ruta Piura- La Pareja (San Juan de Bigote).

RODEADOS DE QUEBRADAS. Las casas siguen cayendo y ya suman 50 desplomadas y más de 1,600 afectadas, según indicó el subgerente de Gestión de Riesgos y Desastres de la municipalidad, Miguel Trelles Morante.

Dijo que ayer evaluaban el desplome de unas diez viviendas en Consuelo de Velasco, jirón Tumbes, calles Tarapacá y Moquegua, tras la lluvia de la noche del lunes.

Mencionó que las quebradas se activan con las lluvias y no permiten el acceso al interior del distrito, así deben cruzar en balsas la quebrada Charanal.

Refirió que para llegar a Morropón deben superar la quebrada Yapatera, pero más difíciles de atravesar son las quebradas Charanal y Las Damas, que cuando llueve fuerte se activan e impiden el tránsito vehicular y dejan incomunicados a varios caseríos.

Por el oeste están las quebradas Sol Sol y Paccha, que impiden el paso a Tambogrande, agregó.

Refirió que como consecuencia de las lluvias está aumento el índice aédico y el número de casos de dengue, que se están presentando en el Km. 50, Paccha, La Encantada, Sol Sol, Batanes.

DESBORDES. El alcalde delegado de La Encantada, José Seminario, dijo que existe el peligro de que en cualquier momento se vuelva a desbordar el río Piura, que ya se ha llevado cuatro chacras enteras hace tres días, y sus aguas ya están en el corral de las viviendas en el sector de Micaela Bastidas.

Alegó que están en riesgo unas tres calles.

“Queremos trabajos de enrocado, no queremos que arrumen arena, que prácticamente se la ha llevado el río”, expresó.

Chicas Bocon

Lo más leído