Temas

Piura: Un centenar de internados por graves hechos en el Centro Juvenil

El director del establecmiento considera que no se está atendiendo el problema de la violencia de la mejor forma, porque la sociedad solo se está enfocando en el tema de la sanción de las conductas. Además, resalta el peligro de que las organizaciones criminales buscan utilizar a los jóvenes para cometer actos delictivos

Piura: Un centenar de internados por graves hechos en el Centro Juvenil

Piura: Un centenar de internados por graves hechos en el Centro Juvenil

01 de Octubre del 2016 - 10:45 » Textos: José Martínez » Fotos: Correo

Preocupante. El Centro Juvenil Miguel Grau alberga a 126 infractores, desde menores de 14 años hasta jóvenes de más de 21 años de edad, que provienen no solo de la región Piura, sino que también hay de Tumbes, Chiclayo y hasta La Libertad.

En su mayoría están por infracciones a la ley penal como robo agravado, pero también por violación y por homicidio. Algunos de ellos incluso habían sido captados para integrar organizaciones delictivas

El director del centro juvenil, Juan Carlos Caballero Castillo, consideró que las cifras son preocupantes, pero solo se está atacando las consecuencias y no están viendo las causas.

HOMICIDIOS Y ROBOS.. Entre los internados en este momento hay un menor infractor de 14 años ; 10 de 15 años; 22 menores de 16 años; 27 de 17 años; 32 de 18 años; 17 jóvenes de 19 años; once de 20 años y 6 jóvenes de 21 a más años.

Pero, lo más preocupante son las infracciones por las que están internados.

Así, tenemos 18 por homicidio; 44 por robo y robo agravado; 25 por violación sexual; 13 por tenencia ilegal de armas; 9 por tráfico ilegal de drogas; 11 por hurto; uno por secuestro; uno por lesiones; y 4 por otras tipificaciones.

De ellos, la gran mayoría ya tiene sentencias, en algunos casos prolongadas.

“Los casos más graves obviamente son por homicidio, hay una población considerable de infractores por homicidio, algunos casos con agravantes, porque han sido con premeditación”, comentó el director del centro juvenil, Juan Carlos Caballero Castillo.

Consideró que “son perfiles de conducta que ya tienen otra característica, porque hay una intencionalidad y a veces el contexto ha propiciado este tipo de conducta”.

Si bien no hay casos etiquetados propiamente como sicariato, sino uno que no se ha aclarado, sí hay una sanción de 10 años de internamiento por homicidio, por los agravantes que consideró el juzgado, comentó Caballero Castillo.

El Centro Juvenil Miguel Grau alberga a 93 infractores de la región Piura; 17 provienen de Tumbes; 6 de Cajamarca y 10 de La Libertad, por sobrepoblación del centro juvenil de Trujillo.

SANCIONES. En el centro juvenil hay un 14.3% que está procesado y un 85.7% que está sentenciado, que equivalen a 18 con procesos en trámite y 108 sentenciados.

La duración de las medidas que les han impuesto los jueces son diversas.

Hay 21 infractores con sanciones de 31 a 36 meses; 2 con sentencias de 37 meses a 42 meses; y 13 con sanciones de 43 meses a 48 meses.

Con condenas de cinco años hay 13 internados; y 14 con sanciones de seis años.

En tanto, que sendos infractores han sido sancionados con siete años, 90 meses y diez años. Y dos han escuchado sentencias de 8 años de internamiento.

Sin embargo, hay quienes están por homicidio, pero con la ley antigua, que contemplaba los seis años como máxima sanción.

ALCOHOL Y DROGA. De acuerdo con las estadísticas del centro juvenil, el consumo de alcohol, entre esporádicamente y regularmente, llega a casi el 90% de infractores.

El 10% refiere no haber consumido y hay quienes se inhiben de responder sobre el tema. En tanto, han consumido marihuana o cocaína un promedio de 40 infractores.

“Algunos obviamente que se inhiben y en el proceso de intervención se va discriminando, algunos síntomas son más evidentes. También tenemos un programa para aquellos adolescentes, en cuyos casos el consumo es un problema álgido”, dijo Caballero.

¿CASO DE SICARIATO?. Entre los internados en el centro juvenil hay dos muchachos de la selva, de 17 años de edad, que llegaron a Piura en sus motocicletas, con sus parejas, tras su paso por Trujillo y Chiclayo, y que tenían actividad delictiva.

Los aludidos fueron capturados este año en Piura por tenencia ilegal de armas, pero aparte son investigados por presunto sicariato.

Caballero dijo que conversó con los familiares y que era evidente una falta de control de los adolescentes.

“Uno de ellos casi había sido asesinado por otro grupo de su localidad, tenía cicatrices por todo el cuerpo, que a sus 17 años ya haya tenido dos o tres agresiones de muerte, que tenga secuelas de una vida delictiva, no tenga un perfil de vida establecido, al parecer ha tenido el delito como un parámetro de vida”, lamentó el director del centro juvenil.

Ellos han sido sentenciados en el proceso por tenencia ilegal de armas, pero aún son investigado por la imputación más grave.

FALENCIA. “Hay una espiral de violencia, sí, pero no creo que estemos atendiendo como ciudadanía, como colectivo, como sociedad, bien el problema de la violencia, porque estamos enfocándonos solo en sancionar la conducta violenta, no a lo que está originando la conducta violenta y ese es un aspecto de desatención muy grande”, remarcó Caballero.

Lo más leído