Temas

Setecientos cincuenta incendios apagaron los bomberos de Piura

El jefe departamental de la Compañía de Bomberos Voluntarios de Piura cuestionó que la principal causa de los siniestros se deba a la irresponsabilidad de la población. Los hombres de rojo advirtieron que en los meses de verano el riesgo de originarse un incendio aumenta en un 20%

Setecientos cincuenta incendios apagaron los bomberos de Piura

Setecientos cincuenta incendios apagaron los bomberos de Piura

11 de Enero del 2017 - 09:26 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

Su arriesgada función y el desinterés en obtener algún beneficio económico por cumplir con su labor, ha hecho que cada vez valoremos más el trabajo que realizan nuestros bomberos. Aquellos hombres que visten de rojo y que siempre estarán prestos a ayudarnos ante alguna emergencia, en Piura

EMERGENCIAS. A pesar que no reciben pago alguno por arriesgar su vida, exponerse al fuego o por apoyar durante un accidente de tránsito, los bomberos voluntarios del departamento de Piura lograron atender 3, 404 emergencias durante el año pasado.

Así lo dio a conocer el jefe departamental de la Compañía de Bomberos Voluntarios de Piura, Juan Domingo Saldarriaga Atoche.

Saldarriaga detalló que el año pasado hubo un aumento de 560 emergencias, en comparación al año 2015, en el que se registraron 2, 488 eventualidades.

El incremento de emergencias se debió al desarrollo comercial, el desarrollo industrial y la creación de la autopista Sol (en donde se registraron varios accidentes).

INCENDIOS. Juan Saldarriaga también informó que en el 2016 lograron controlar 750 incendios a nivel departamental, siendo el más emblemático el ocurrido en el mercado Anexo de Piura, en el mes de diciembre.

“Para controlar este siniestro trabajamos más de quince horas y se necesitó el apoyo conjunto de nueve de las doce compañías de bomberos con las que contamos”, indicó.

Además Saldarriaga Atoche lamentó, que la causa de la mayoría de estos siniestros se deba a la irresponsabilidad de la población.

“En todos los incendios que han ocurrido, los establecimientos han estado totalmente cerrados, son muy herméticos y no se habían dejado las ventilaciones correspondientes”, lamentó.

ALTO RIESGO. Respecto al riesgo que existe de un nuevo incendio en el complejo de mercados de Piura, Saldarriaga no dudó en calificarlo como un lugar de alto riesgo.

“El mercado es una bomba de tiempo porque hay un constante desorden de almacenamiento de productos, expansión comercial y el desorden de la expansión urbana”, cuestionó.

Respecto a la problemática del mercado, el director del Instituto Nacional de Defensa Civil, Orison Pérez Leal, lamentó que la población se haya acostumbrado al comercio ambulatorio.

“Estamos acostumbrados a que el vendedor ambulante vulnere a la autoridad o que por necesidad pueda comercializar productos que ponen en riesgo a la población. Nosotros no debemos comprar estos productos y realizar un trabajo en equipo”, manifestó.

RIESGO. Durante la exposición realizada por Saldarriaga, también dio a conocer que durante los meses de verano se incrementa en un 20% el riesgo que ocurran incendios.

“El incremento de temperatura en lugares cerrados conlleva a que puedan aumentar los casos de siniestros de este tipo. Por eso es importante tomar precauciones, como no dejar los focos o fluorescentes encendidos, o dejar enchufados los artefactos electrónicos durante mucho tiempo para que no se recalienten.

De esta manera estaremos previniendo desgracias”, advirtió.

HIDRANTES SIN PRESIÓN. Frente a los últimos incendios ocurridos, Saldarriaga refirió que la ciudad de Piura es uno de los principales lugares vulnerables para este tipo de siniestro, seguido por Sullana y Morropón.

Debido a que es la ciudad con mayor vulnerabilidad, los bomberos deben hacerle frente al fuego con el problema del abastecimiento de agua.

Respecto a este tema, Juan Saldarriaga informó que el principal problema de la región Piura es la carencia de insumo hídrico.

Sin embargo, se mostró optimista en cuanto a los diálogos que han tenido con el directorio de la Empresa Prestadora de Servicios de Saneamiento (EPS Grau) para mejorar la presión en los hidrantes de la ciudad.

“En la ciudad de Piura existen setenta y dos hidrantes que se encuentran en buen estado. Hay buen caudal pero no hay presión y esto hace que nuestro parque automotor no esté operativo en un 100%; necesitamos presión para que el agua pase y podamos controlar los incendios. La EPS Grau tiene un compromiso con nosotros, el cual consiste en que abastecerán estos hidrantes y esperamos que se cumpla lo más pronto posible”, finalizó.  

Lo más leído