Temas

Sullana: Amnistía atropella los intereses del municipio

Publican Fe de Erratas once días después de cometido el error cuando cientos de vehículos ya habían salido del depósito municipal

Sullana: Amnistía atropella los intereses del municipio

Sullana: Amnistía atropella los intereses del municipio

11 de Agosto del 2017 - 09:32 » Textos: Luisa Alatrista » Fotos: Correo

No se sabe si por desconocimiento o adrede, los regidores de la provincia de Sullana aprobaron una ordenanza que ha generado un grave perjuicio a la municipalidad. La norma beneficia a los infractores por conducir en estado de ebriedad, a pesar de ser sanciones graves que están exentas de beneficios o rebajas.

La norma procura ser equitativa, pero es evidente que termina beneficiando en mayor parte a los borrachos e irresponsables al volante por no contar con el brevete.

Ello, contraviene el decreto supremo 017 que señala que las sanciones de la categoría M2 y M3 son irrebajables.

Por esta razón, once días después de emitida la ordenanza, la comuna publica una Fe de Erratas eliminando el artículo de “excepciones” que incluye como beneficiarios a los infractores M2 y M3 con el 80% de la sanción. De acuerdo con la publicación, debió decir: “las infracciones de tránsito tipificadas con los códigos M2 y M3 no obtendrán descuento de la sanción”, se corrige.

SUERTUDOS. Para cuando la comuna reparó en el error cometido, se estima que alrededor de 100 vehículos se han acogido a la amnistía, ordenándose su salida del depósito municipal. Aparte, están las papeletas amparadas en dichos beneficios que han sido pagadas con sumas irrisorias, pese a su carácter de gravedad.

Las sanciones por conducir en estado de ebriedad oscilan entre los 2025 soles y 4.000 soles; de los cuales solo se ha cancelado 400 soles por infracción acogiéndose al 80% de la rebaja por beneficio.

Esta situación ha generado un grave perjuicio económico a la municipalidad, cuya responsabilidad recae en los regidores que aprobaron dicha ordenanza. La situación no exime a los funcionarios de la institución. En esa línea, también se le atribuye responsabilidad al anterior subgerente de Rentas, Vicente Ramírez Luna, y la jefa de sanciones, Katy Díaz Franco, quien pese a su condición de abogada no reparó en el daño y menos advirtió que se deje sin efecto esa ordenanza por ser lesiva y estar errada.

Respecto a la Fe de Erratas, el concejal Sergio Curay sostiene que no procede y es ilegal, habida cuenta que debió convocarse nuevamente al pleno del concejo para modificar la norma. “Esta Fe de Erratas modifica sustancialmente el sentido de la norma. Yo creo que es un tema que merece atención para verificar que se está actuando dentro de los cánones de la normatividad y no haya perjuicio a la entidad”.

En otro momento, catalogó de populista la ordenanza planteada por su par Víctor Campos en su calidad de presidente de la Comisión de Transportes. “Mis colegas tenían una posición bastante populista. Inclusive yo comenté que había que ser un poco más responsables y más serios”

Al respecto, Víctor Campos sostiene que fue un error, dado que en la sesión de concejo se debatió el dictamen que excluye los infracciones M2 y M3, amparados en el informe de asesoría legal que indicaba que esos beneficios no proceden. Por esta razón, dijo no saber cómo es qué se publicó una ordenanza distinta a la aprobada en sesión.