Temas

Un ladrón que era trasladado hacia la Corte se escapa de la Policía lanzándose al río Piura

Contaba con una requisitoria por hurto agravado. El personal policial no logró ubicarlo

Un ladrón que era trasladado hacia la Corte se escapa de la Policía lanzándose al río Piura

Un ladrón que era trasladado hacia la Corte se escapa de la Policía lanzándose al río Piura

18 de Marzo del 2017 - 09:07 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

Apenas la noche del último jueves fue capturado por haberle robado sus pertenencias a una transeúnte, pero tenía un as bajo la manga para escapar de sus raptores. Por eso, un ladrón permaneció en el calabozo de la comisaría de Piura y cuando era llevado hacia la Corte Superior de Justicia se escapó lanzándose al río, ante la mirada atónita del personal policial.

EN SUS OJOS. Esto fue lo que sucedió a las 11:50 de la mañana de ayer, cuando dos agentes policiales de la comisaría de Piura trasladaban a Eduardo Esmith Salazar Alcalá (23) hacia la sede de la Corte Superior de Justicia de Piura.

Algunos testigos del hecho manifestaron que los efectivos del orden llevaban a dos detenidos hacia la corte; sin embargo, misteriosamente, a Salazar Alcalá le habrían quitado las esposas para bajarlo de la camioneta. Esos segundos fueron aprovechados por el escurridizo delincuente para correr hacia el malecón Eguiguren y “desaparecer” en el río.

ESCAPA. El hecho que fue visto por decenas de transeúntes en un inicio alarmó a la población por el caudal del río Piura. No obstante, vieron cómo Salazar nadó con dirección al puente Bolognesi y se les perdió el rastro a los agentes.

Minutos más tarde, el personal policial de la Unidad de Radio Patrulla con dos agentes de salvataje se lanzaron a las aguas para iniciar la búsqueda, pero pese a los esfuerzos no se halló al individuo.

REQUISITORIA. Horas antes de escapar, Eduardo Salazar había sido capturado por asaltar a una mujer en el sector Los Polvorines.

Durante su intervención, dijo llamarse Josimar Salazar, nombre de un pariente del sospechoso. Los agentes de Radio Patrulla, al escribir el nombre en el sistema policial, se dieron cuenta que tenía una orden de captura vigente por el Juzgado de Lima por el delito de hurto agravado. Hasta el cierre de nuestra edición, el delincuente no era atrapado.