Temas

Botadero de Cancharani también está colapsado de basura en Puno (FOTOS)

El alcalde de la Municipalidad Provincial de Puno, Iván Flores Quispe, responde a su par calcetero

24 de Febrero del 2017 - 09:34 » Textos: Hugo Supo » Fotos: Correo Puno

El botadero de la comunidad de Cancharani ha sido la ambición temporal del alcalde de Juliaca, Oswaldo Marín Quiro, como alternativa de solución al problema ambiental que atraviesa por el cierre del basural de Chilla, pero la respuesta ha sido un contundente no.

No solamente porque por cuestiones técnicas, puesto que es imposible seguir echando más desperdicios en Cancharani; sino, el burgomaestre de Puno, Iván Flores Quispe, ha decidido no ganarse un conflicto gratuito con la población; por eso ha respondido en forma negativa.

“En las próximas horas estamos remitiendo un oficio a la Municipalidad Provincial de San Román, para responder que es imposible, no hay posibilidad de traer los residuos sólidos”, declaró a Correo.

Como se recordará, este inicio de semana, Correo reveló el oficio mediante el cual, Oswaldo Marín Quiro pedía la firma de un convenio interinstitucional entre ambas municipalidades y la comunidad de Cancharani para depositar la basura juliaqueña en el actual botadero de Puno.

La intención de Marín ha sido inmediatamente rechazada por la población puneña, muchos se pronunciaron por emisoras locales para hacer conocer su descontento.

A su turno, el Frente de Organizaciones Populares (FOP) exigió, en un documento, explicaciones urgentes a Iván Flores.

Asimismo, los dirigentes populares han solicitado una visita guiada hasta la comunidad Cancharani, lo que según el alcalde podría hacerse el próximo fin de semana. Este matutino hizo un recorrido por la zona que será visitada.

Juliaca botadero de Chilla en conflicto

La Municipalidad Provincial de San Román intenta hace varias semanas reabrir el botadero de la comunidad Chilla sin éxito. Los comuneros reclaman que se haga un cierre definitivo, puesto que ya han dado plazos y treguas desde el año pasado.

Mientras tanto, la ciudad de Juliaca se inunda entre desperdicios, las calles y avenidas están colapsadas por este problema.

Lo más leído