Temas

Cuatro bolivianas detenidas por Aduana con 28 kilos de droga

Mujeres se dirigían de Arequipa a Juliaca y pretendían llevar los paquetes de alcaloide de cocaína a su país de origen
Cuatro bolivianas detenidas por Aduana con 28 kilos de droga

Cuatro bolivianas detenidas por Aduana con 28 kilos de droga

19 de Agosto del 2017 - 08:30 » Textos: Lourdes Ccalla

Cuatro ciudadanas bolivianas fueron detenidas con 28 paquetes de droga en su poder, durante una intervención realizada en el control de Aduana del distrito de Cabanillas, en la vía Juliaca - Arequipa, al promediar las 21:00 horas del jueves.

Personal de ese puesto de control, intervino el vehículo de placa de rodaje Z3T - 565, que era conducido por Óscar Pinto Mayta, quien se desplazaba de Arequipa a Juliaca.

En la mencionada unidad vehicular se trasladaban María Ester Peña Rosales (23) y Vanessa Medina Chirico (27) ambas naturales de Santa Cruz del vecino país de Bolivia, ambas tenían en su poder 14 paquetes de droga.

MÁS. Durante el registro vehicular la Policía encontró siete paquetes escondidos en un espacio ubicado debajo de uno de los asientos, estos estaban forrados con papel aluminio. Los pasajeros sindicaron como la propietaria de la mercancía ilegal a Nivia Roca Pedraza (40), también boliviana.

Siguiendo las investigaciones se intervino finalmente a Claudia Jimena Medina Mendoza, quién tenía otros siete paquetes adheridos a su cuerpo, fueron en total 28 kilos tras el pesaje, que sometido a la prueba de campo dio positivo para alcaloide de cocaína.

Las cuatro mujeres han sido llevadas al Departamento Antidrogas, para las diligencias de ley junto al representante del Ministerio Público. Las investigaciones lo lleva adelante una unidad especializada dedicada a combatir el tráfico ilícito de drogas.

INVESTIGACIONES. Las autoridades indagan si se trata de simples burriers, o integrantes de una banda organizada dedicada a trasladar droga de Perú a Bolivia y después a Europa, donde los precios llegan a cuadruplicarse.

En su defensa las féminas inicialmente negaron ser las propietarias de la mercadería, y posteriormente confesaron que una persona las contrato para llevar la droga a la frontera.