Temas

Juliaca: menor fue internada en una clínica después de ser ultrajada

Niña ingreso por emergencia a clínica particular, con diagnostico de lesiones e intoxicación, tras el vejamen de depravado que esta libre
Juliaca: menor fue internada en una clínica después de ser ultrajada

Juliaca: menor fue internada en una clínica después de ser ultrajada

23 de Agosto del 2017 - 09:34 » Textos: Lourdes Calla » Fotos: Difusión

Una menor de tan solo 11 años termino internada en el servicio de emergencia de una clínica, luego de haber sido ultrajada sexualmente por un sujeto desconocido, en el interior del complejo Santa Rosa, ubicado en la urbanización del mismo nombre en Juliaca.

El hecho habría ocurrido a plena luz del día en un ambiente de este complejo, a donde el depravado habría llevado a la niña amenazándola con un arma blanca, donde la obligo a ingerir una sustancia tóxica y luego dio rienda suelta a sus bajos instintos.

Las autoridades policiales tomaron conocimiento de lo sucedido, cuando la menor ingresó por el servicio de emergencia a la Clínica Americana, donde el medico Eder Tisnano Araca diagnostico agresión física por algunas lesiones que presentaba, ingesta de sustancia desconocida y descarte de violación sexual.

La Policía luego de tomar conocimiento de lo sucedido, se trasladó al lugar para indagar donde averiguaron que la menor habría sido llevada a ese complejo administrado por la municipalidad provincial de San Román, donde luego de abusar de ella se dio a la fuga con rumbo desconocido.

La Policía de la Comisaría Sectorial de Juliaca, inicio con las investigaciones por disposición del fiscal Manuel Deza Castillo de la Segunda Fiscalía Penal Corporativa de San Román, con la intención de identificar, ubicar y capturar al violador.

Los pobladores del lugar piden la intervención de las cantinas ilegales que se convirtió en guarida de personas de mal vivir, no descartan que el violador haya estado libando licor en uno de esos locales, desde donde asecho a su víctima para ultrajarla, lamentablemente los moradores no se percataron a tiempo de lo ocurrido, para auxiliar a la victima.

“No es la primera vez que suceden ese tipo de hechos, a partir de las tardes ya no se puede transitar libremente, porque las personas salen ebrias de estos antros y molestan a los vecinos y las señoritas que transitan por este lugar, para el colmo las cantinas tienen sus urinarios en la calle y estos sujetos no tienen miedo de estar orinando delante de las niñas”, comento una comerciante.