Temas

​Pensión 65 retira a anciana invidente injustamente en Puno (FOTOS)

En el programa gubernamental no han dado explicaciones por las que esta mujer necesitada ha sido dejado en el olvido

18 de Mayo del 2017 - 09:50 » Textos: Hugo Supo » Fotos: Correo Puno

El abandono en el que vive la señora María Condori Cari (75) es dramático. Para llegar a su choza es necesario viajar al centro poblado de Huancho Lima (arriba), en la provincia de Huancané, y luego recorrer el pueblo hasta la periferia.

La casucha donde duerme es una habitación a base de adobe y paja, en su interior están mezcladas varias cosas. Un catre viejo que le sirve de cama, una mesita donde desordenadamente acomoda lo que puede, papeles viejos y hasta restos de bosta.

Hasta hace un año, doña María fue beneficiaria del programa social Pensión 65, pero “desde mayo, hace año ya no”. Ella no se explica la razón por la que fue sacada del programa, solo los vecinos le dicen que posiblemente el verificador haya informado con error su falta de necesidad.

En la única habitación que le sirve de casa, la señora María guarda una bolsa de panetón y en ella los papeles que ha juntado desde su afiliación a Pensión 65.

Pero quizás su drama no sería tan complicado sino fuera por su resquebrajada salud. Una de sus piernas le duele mucho y ya no puede caminar, su brazo es inservible y, como si fuera poco, es invidente.

Doña María no tiene familia, su esposo falleció hace varios años y los únicos que la acuden son los niños de la escuelita de Huancho Lima.

El profesor Edwin Quilla explica que junto a sus colegas han hecho trámites diversos ante la Municipalidad Provincial de Huancané, ante Pensión 65, pero no han obtenido respuestas.

“Quiero que me devuelvan, porque con esa platita podía comprarme comida, ahora no puedo ni cocinarme”, dice María entre sollozos.

Efectivamente, su condición de invidente le dificulta en la preparación de sus alimentos. Hace unos días intentó encender el fogón y casi provoca un incendio. Su propia ropa ha sido quemada.

Por ahora, la señora María Condori dice que prefiere morir, aunque la ayuda que le brindan los niños, profesores y vecinos le hacen guardar esperanza de recibir mayor atención.

Congresista afirma que investigará este caso

El congresista por Puno, Lucio Ávila Rojas, se comprometió a revisar el caso de la señora María Condori Cari en forma personal y hacerle seguimiento para que el Estado pueda retomar la transferencia de los beneficios a esta mujer. Como se sabe, el programa social otorga un bono de 250 soles.

Lo más leído