Temas

Puno: ​informe pericial indica que "El profe" no murió en su celda

Peritos encontraron huellas de sangre en dirección a la celda del finado y más indicios de un crimen

Puno: ​informe pericial indica que "El profe" no murió en su celda

Puno: ​informe pericial indica que "El profe" no murió en su celda

18 de Marzo del 2017 - 10:20 » Textos: Carlos Flores » Fotos: Correo Puno

Correo tuvo acceso a un informe pericia de inspección criminalística a la celda del fallecido David Mamani Paricahua que indican que falleció fuera de su celda, refuerza aún más la hipótesis de su asesinato y arroja serios cuestionamientos sobre el papel del personas y autoridades del INPE en este sangriento hecho.

LA CELDA. El informe indica que tanto las sábanas y frazadas de la celda donde fue hallado su cuerpo tenían apenas manchas y salpicaduras mas no estaban completamente ensangrentadas, lo cual indica claramente que el “Profe” no se desangró en su cama y, con toda probabilidad (las investigaciones recién comenzaron), no falleció en la misma.

A esto se suma la constatación de un rastro de sangre: “ En el piso se aprecia manchas pardo rojizas tipo goteo, de forma continua que van desde la reja de metal del pabellón N° 3 reja de metal de la celda N° 1 hasta la cama posterior o inferior lateral derecha”, dice textualmente el informe.

Vale dar un segundo vistazo a esta conclusión: el rastro de sangre hallado, iba “desde” el acceso al pasillo que da a la celda, “hasta” su cama. Lo cual indica claramente que trasladaron su cuerpo sangrante proveniente de fuera de su celda. Si se suicidó ¿Para qué trasladar su cuerpo?, es la pregunta obvia.

El documento en mención también confirma el hallazgo de un cuchillo de metal con mango de madera en la mitad de la cama, así como del cúter cuyo extremo roto se quedó en la garganta del finado. Este último objeto se halló cerca a su cabeza. Si el cuerpo fue trasladado ¿quién y con qué intención colocó las armas en dichos lugares? es la siguiente pregunta.

GRABACIÓN. Los peritos constataron que existe una cámara instalada en la pared posterior del pasillo que lleva a la celda de hallazgo. Esta cámara tuvo que captar el momento en que el cuerpo fue trasladado y los rastros de sangre fueron dejados. Así mismo se describe que es un pasillo de 32 metros de largo y 1. 75 metros de ancho; nada difícil para vigilarla.

SEGURIDAD. Para atacar al “profe”, desde otro sector del penal se hubiera necesitado atravesar una reja con seguro que impide llegar al pasillo donde hay 8 celdas y luego pasar la reja que da a su celda. Los peritos constataron que no había marca alguna de forcejeo de ninguna de las cerraduras. Este dato es fundamental si se considera la hora de la muerte entre las 7 y y 7:30 de la mañana como se dijo O a las 3 am.

A medida que las pruebas se revelan y aumentan contradicciones, un escándalo se cierne al rededor de las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario y de el Ministerio Público.

Lo más leído