Temas

Puno: maestros ponen fin a huelga con marcha en plaza de armas

Sostienen que la protesta podría reanudarse en cualquier momento contra la evaluación
Puno: maestros ponen fin a huelga con marcha en plaza de armas

Puno: maestros ponen fin a huelga con marcha en plaza de armas

06 de Septiembre del 2017 - 09:28 » Textos: Hugo Supo » Fotos: Correo Puno

Cual si fueran legionarios romanos al retorno de una victoriosa batalla, con música hecha de bronce y paso marcial, con el generalizado luto de sus ropas y entonando su himno “Siempre de pie, nunca de rodillas...”, los maestros tomaron la Plaza de Armas de Puno ayer.

Fue una larga marcha de más de dos horas, durante la cual, la principal plaza puneña fue copada por profesores provenientes de las 13 provincias de la región Puno. Una banda de músicos a la que coyunturalmente llamaron “Expresión SUTEP” transformó las arengas magisteriales en notas musicales. 

Fue un mensaje al gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski: “la huelga se levanta por decisión de las bases, no por la ministra mentirosa”, declararon los dirigentes.

La jornada sirvió para rendir homenaje a los más de 300 educadores puneños que estuvieron en las marchas de Lima. Cada base engalanó a sus viajeros con serpentinas en la cabeza y les hicieron desfilar en lugar preferencial.

En la base Huancané estuvo el presidente del Comité de Lucha, Moisés Chipana, quien ratificó lo dicho por su colega Pedro Castillo Terrones en Cajarmarca: “La lucha recién está empezando”.

Muchas docentes lucieron emocionadas hasta las lágrimas, por ejemplo, cuando pasó una comitiva de cesantes y jubilados. En este grupo estuvo la exdirectora regional de Educación, Cesarea Luna, también recordada exdirigenta magisterial. La dirigencia regional calculó al menos 10 mil docentes que se concentraron en la Plaza de Armas, este escenario se llenó de un luto y cánticos que rendían homenaje a los profesores fallecidos durante la huelga que empezó el 12 de julio.

El profesor Moisés Chipana señaló que viajar a Lima, para apoyar en la huelga nacional del magisterio, fue una experiencia única y que le ha servido personalmente para confirmar lo lejano que las autoridades están de la realidad nacional.“Hemos visto que la ministra y sus asesores no conocen la realidad de la educación en el Perú profundo, qué van a conocer por ejemplo la situación de mi institución educativa en Huarisani (Huancané)”, declaró.

Contó que en Lima, los huelguistas tuvieron que organizarse en cada base para sobrevivir, tanto para dormir como para comer.“Hemos tenido la solidaridad de los profesores de Lima metropolitana, ellos nos visitaban todos los días, nos traían alimentos y con eso nos hemos ayudado”.

El presidente del Comité de Lucha se quejó del poco compromiso demostrado por los congresistas de la República, de quienes señaló que no sintieron su apoyo, a diferencia de docentes de otras regiones en donde sí notaron que sus parlamentarios estuvieron con los huelguistas del Sutep.“Es una lástima, pero nos hemos sentido huérfanos, en cambio en otros departamentos no ocurrió lo mismo, hemos visto que sus congresistas estaban con ellos. Al menos no nos buscaron a nosotros”, expuso Chipana.

Por otro lado, los dirigentes del SUTEP fueron claros en manifestar que la protesta podría reanudarse en cualquier momento, puesto que está pendiente la cuestionada evaluación que ha planteado el Ministerio de Educación.

En la Plaza de Armas de Puno manifestaron que dicha evaluación está descontextualizada, por lo que en el fondo esconde una intención de deshacerse de la masa laboral de la escuela pública. “Las mesas regionales no se han instalado todavía, no tenemos información de cuándo se hará, pero nosotros estamos concentrados en legalizar la dirigencia del Sutep de provincias para así tener diálogo directo con el Ministerio de Educación”, dijo Moisés Chipana.

Finalmente, los maestros también han puesto posición respecto a la interpelación a la que será sometida la ministra de Educación, Marilú Martens.Los profesores, representados por Chipana, informaron que no están interesados en hacer presión para la censura de la ministra.“Las evaluaciones son política de Estado, eso significa que sea quien sea el ministro, igual van a continuar, por eso necesitamos organizarnos mejor”.

De tal manera, que hasta ayer por la tarde no hubo concenso de programar una nueva movilización para este viernes, fecha en la que Martens se presentará ante el Congreso de la República a responder 40 interrogantes.