Temas

Liberan a chileno acusado de apedrear tren peruano que cubría la ruta Tacna – Arica (FOTOS)

Jueza rechazó el pedido de prisión preventiva contra Diego Olivares Zamora

31 de Julio del 2017 - 14:32 » Textos: Redacción Tacna » Fotos: Correo

El ciudadano chileno acusado de apedrear el tren peruano con ruta Tacna - Arica, quedó en libertad luego que la jueza Gabriela Abusabal rechazó el pedido de prisión preventiva formulado por la Fiscalía chilena. El hecho ocurrió el pasado sábado 29 de julio cerca de las nueve de la mañana. 

Diego Olivares Zamora fue imputado de infringir la Ley de Ferrocarriles por atentar contra la seguridad del tránsito en la vía férrea y poner en peligro a los pasajeros del vagón 261. Debido a que no se trata de un delito con pena efectiva de cárcel, la magistrada decidió dejarlo en libertad bajo comparecencia restringida. 

Esto quiere decir que el chileno tendrá que acudir cada 15 días a firmar un cuaderno de registro en los tribunales mientras dure el proceso judicial. 

El tren transportaba a un total de 52 pasajeros los cuales se llevaron un gran susto por el estruendo que causó el impacto de la piedra que destruyó el parabrisas delantero del ferrocarril.

Según el conductor del autovagón 261 identificado como Andrés Choquejava se percató de la presencia de un sujeto caminaba por las vías del tren. Ante ello decidió bajó la velocidad del tren hasta que se detuvo, fue en ese momento en que fue atacado.

“Vi que, del lado izquierdo, donde está la playa, una persona salió corriendo y tenía una piedra en la mano, la lanzó y me agaché, el objeto pasó arriba de mi cabeza. Los vidrios se rompieron y paré la máquina”, dijo el chofer al Diario La Estrella de Arica.

Choquejava agregó que uno de los pasajeros resultó ser funcionario de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), y cuando descendió del transporte detuvo al hombre que fue identificado como Diego Olivares Zamora.

El citado diario además informó que esta persona reconoció su participación en el hecho. Sostuvo que lo hizo porque estaba fastidiado de que el sonido de la bocina del tren no lo dejaba dormir.

´Por su parte, el administrador del ferrocarril, Javier Martel, dijo se procedió a colocar la denuncia respectiva ante la Policía de Chile a través del administrador. Agregó que el itinerario continuó con normalidad a pesar del inconveniente. No descarta que personas desadaptadas hayan lanzado la piedra de considerable tamaño.