Temas

Cisterna pierde control en una curva y se empotra en una casa de dos pisos

Accidente en denominada "Curva del Intiorko" pudo ser fatal, y pobladores consideran que no hubo víctimas por un milagro del Señor de Locumba

13 de Septiembre del 2017 - 19:14 » Textos: Correo » Fotos: Correo

El camión tipo cisterna marca Volvo F-10 de placa Z4R-926 conducido por Willy Miranda Jayo (51) despistó en la llamada “Curva del Intiorko” y se empotró en el inmueble de la asociación Buena Vista, Mz. B, Lt. 1, en el distrito Alto de la Alianza, quedando atrapados al interior de la casa tres miembros de una familia. El hecho se produjo a las 12:45 h y atemorizó a los vecinos de la zona.

Según las indagaciones, el camión Z4R-926 bajaba por la carretera Tacna-Tarata, y perdió el control en una curva, cuando quiso doblar hacía la izquierda y tomar la vía que lleva al cono norte de la ciudad.

El transportista Willy Miranda resultó herido, y antes de ser trasladado al hospital Unanue refirió que el accidente habría sido por una falla mecánica, pero un taxista dijo haber visto cuando dicho conductor con una mano agarraba el timón y con otra atendía una llamada en su celular.

El cisterna, al perder el control, arrasó dos pedazos de rieles de fierro, plantados en el frontis del inmueble Mz. B, Lt. 1, como barrera de contención. Luego el vehículo chocó la esquina del inmueble de dos pisos, demolió parte del muro donde funciona una tienda de servicios múltiples y quedó inclinado en una acera, y derramó la agua que llevaba en el tanque.

Por el fuerte estruendo, tres hermanas se llevaron un gran susto y quedaron atrapadas en la casa. Se trata de Carol (13), Brenda (17) y Gianela Huanca Maquera (20).

El transportista Willy Miranda fue llevado al nosocomio y se le diagnosticó “policontuso, fractura en pierna derecha”. Las hermanas de 13 y 17 años son escolares, y por el susto quedaron en estado de shock y también fueron asistidas por bomberos. La casa pertenece a Raúl Huanca Vargas.

Policías de la comisaría Alto de la Alianza indicaron que peritos determinarán si hubo falla mecánica o error humano en el incidente que pudo ocasionar varias muertes, y consideraron que ello no sucedió por un milagro del Señor de Locumba.

Hay que indicar que los vecinos de la zona están atemorizados, y varios de ellos recordaron los momentos de una tragedia hace 15 años, cuando un camión procedente de Puno se accidentó en la misma zona y fallecieron más de 20 personas.