Temas

Padres trasladan a Puno los restos de adolescente apuñalado en río Seco

Los familiares y amigos velaron el cuerpo en un local comunal del distrito Ciudad Nueva hasta las 23 h del martes, luego el féretro y una comitiva partió hacia Puno, pero retornarán luego a Tacna para exigir justicia.

21 de Septiembre del 2016 - 09:01 » Textos: Correo » Fotos: Correo

Los restos del menor Edson Armando M.C. (15) en la noche de ayer fueron trasladados a la comunidad Alto Huancane (Puno) por sus familiares, y hoy debe realizarse las exequias en su tierra natal.

Edson Armando hace dos años había salido de Alto Huancane, provincia de Chucuito; llegó a Tacna para estar junto a sus hermanos mayores, recibía ayuda para culminar sus estudios y entrenaba para ser un futbolista profesional, pero manos criminales le truncaron sus sueños el lunes por la madrugada.

Tras la autopsia al cadáver del menor hallado muerto en el cauce del río Seco del distrito Albarracín, la médico legista Pamela Cáceres certificó como causa de deceso “Traumatismo cervical abierto, shock hipovolémico”.

Según los investigadores, el adolescente tenía lesiones graves en el cuello causados por un arma blanca, que podría tratarse de un puñal o “verduguillo”. Tras ser agredido, no recibió ayuda especializada y se desangró, presumiblemente en un ataque criminal que se habría producido a la 1 h del lunes 19.

Francisco Mamani y Josefa Churacapia son los padres de Edson, quienes en la noche del lunes recibieron la ingrata noticia de la muerte del penúltimo de sus 5 hijos y vinieron de Alto Huancane. Ayer por 8 horas estuvieron en las afueras de la morgue. “¿Por qué mataron a mi hijo?”, dijo llorando el progenitor.

Frank Reynaldo contó que su hermano menor Edson no era movido ni pandillero, que estudiaba de noche (miércoles y domingos) en el CEBA que funciona en la I.E. Mariscal Cáceres y su pasión era entrenar el fútbol, por ello integraba la selección de menores de la academia Cantolao en Tacna.

“Destacaba en fútbol y por eso los dirigentes del club lo iban a llevar a Lima para que entrene. El sábado 17 estaba contento, porque desde Puno le había llegado la autorización escrita de nuestro padre para que viaje. El domingo por la tarde lo vi por última vez, salió aparentemente para entrenar y tenía un celular LG moderno y dinero”, señaló.

Agentes de Homicidios del Depincri siguen investigando el caso. Buscan a los supuestos amigos que lo habrían llevado hasta el sector de río Seco y luego lo asesinaron.

Lo más leído