Temas

Soldado es agredido con piedra en la cabeza dentro de cuartel Fuerte Arica

Efectivo lo golpearon por asistir a clases en CEBE y no estar presente en ensayo militar, también recibió castigo físico y un palazo en la cabeza.

18 de Marzo del 2017 - 20:15 » Textos: Correo » Fotos: Correo

Asistir a clases en el Centro de Educación Básica Alternativa (CEBA) en el cuartel Fuerte Arica le costó caro al soldado Nixon Fernández Navarro (22). Fue agredido con un palo y piedra en la cabeza, además fue castigado por un suboficial del Ejército al interior del citado cuartel ubicado en el distrito de Locumba.

Pese a sus lesiones no fue atendido a tiempo y esperaron a que se desvaneciera para recién trasladarlo al Hospital Regional Hipólito Unanue donde denuncio la agresión a la Policía.

Según el testimonio del agraviado, la agresión se dio el pasado miércoles 8 de marzo luego que fuera a estudiar al CEBA que se encuentra en el mismo cuartel Fuerte Arica.

Las clases son de 14 a 18:10 h y luego regresó a su cuadra donde uno de sus compañeros de apellido Canaza le dijo que el SO2 Orlando Cutín García lo estaba buscando.

Al llegar donde el suboficial del Ejército, este le ordenó que se equipara y le llamó la atención por no estar presente en un ensayo junto al resto de los subalternos de su unidad.

Por más que Fernández le explicó que estaba estudiando y no tenía conocimiento del ensayo, el SO2 Cutín lo golpeó con un palo de escoba en la cabeza y por una hora le impuso un castigo físico. Fue a formación y tras recibir instrucción el SO2 Cutín le ordenó que se ubique delante de sus compañeros de la Compañía de Infantería N° 32. Agregó que el suboficial ordenó traer una piedra de gran tamaño y lo golpeó en la cabeza, además con un cuaderno, y lo amenazó con volver a golpearlo si volvía a repetir que estudia.

Como castigo no le permitió que cenará y lo mandó de guardia, pese a sentirse mal no fue atendido hasta el viernes que se desvaneció.

En el nosocomio se le diagnóstico un TEC moderado y una crisis paroxístico tipo cístico, quedando en observación.

Se conoció que un comandante de apellido Ortiz intentó confinar al policía del hospital para que no haga la denuncia, acto que no se consumo y levantarse el acta para que se inicie una investigación contra el responsable de la agresión al soldado