Temas

40 zonas rojas identifican entre las provincias de Tumbes y Zarumilla

Kir Atoche, especialista del observatorio criminalista de la comuna tumbesina, asegura que los delincuentes han identificado los puntos donde hay cámaras y han migrado a otros sectores para cometer actos delictivos. En la provincia fronteriza aumenta la delincuencia en las zonas rojas identificadas en el mapa del delito

40 zonas rojas identifican entre las provincias de Tumbes y Zarumilla

40 zonas rojas identifican entre las provincias de Tumbes y Zarumilla

10 de Noviembre del 2016 - 10:40 » Textos: Janina Rodríguez » Fotos: Correo

Cuarenta y seis zonas rojas han sido identificadas según la última actualización del observatorio del crimen de la Municipalidad Provincial de Tumbes (MPT), y el mapa del delito de la comuna de Zarumilla.

PUNTOS CRÍTICOS. Kir Atoche Meza, encargado del observatorio del crimen de la gerencia de seguridad ciudadana de la MPT, reveló que tras la puesta de cámaras de vigilancia en la ciudad, los delincuentes han migrado a otros puntos a cometer sus fechorías, pues ya conocen cuáles son las zonas donde están ubicados estos equipos.

“Hasta la semana pasada hemos culminado un trabajo al que denominamos Persecución del Delito, es una estrategia que consiste en la nueva identificación de las zonas rojas en la provincia de Tumbes”, indicó.

Explicó que a través de esta estrategia los agentes de serenazgo y la Policía observan e identifican el modus operandi de los delincuentes, para luego intervenir en las zonas ya sea con patrullaje integrado e intervenciones inopinadas, siempre en coordinación con la Policía Nacional.

Detalló que las zonas rojas son; la ciudad Universitaria en Pampa Grande, la calle Simón Bolivar, la calle Miraflores situada cerca al cementerio El Carmen, donde ocurren a diario arrebatos o asaltos a mano armada.

Asimismo, la calle Grau, la calle Mariscal Castilla, la calle Bolívar cerca del local de la empresa Toyota. La calle Jorge Muñóz y el pasaje Callao a inmediaciones de la picantería La Culebra. En este lugar también está la calle Grau y Mayor Bodero.

El sector Palo Santo, cerca del Cachito de Oro es otro de los puntos calientes donde más se reportan arrebatos, y robos que generalmente ocurren en la noche o madrugada.

La delincuencia se acrecienta cada vez más y ahora los malhechores han encontrado lugares religiosos para cometer sus fechorías.

Según el observatorio criminal de la MPT, la iglesia Santa Catalina, situada en el A.H El Eden se ha convertido en un punto rojo para la población, del mismo modo la Capilla del Señor Cautivo de Ayabaca, ubicada en el A.H Virgen del Cisne y la iglesia Luz del Mundo del barrio Las Mercedes son puntos críticos.

La calle Arica, cerca de la agencia de transportes Flores, el sector de El Tablazo, las calles Sucre con Cahuide y Sinchi Roca en el barrio Las Mercedes son zonas vulnerables a los asaltos y robos al paso.

Las cinco esquinas, el barrio San José y la calle Morales Bermúdez en el barrio El Pacífico es comúnmente conocida por el comercio de drogas y estupefacientes.

En todos sectores y asentamientos humanos mencionados hay incidencia de delitos como arrebatos, hurtos, robo agravado, asesinatos, comercialización de droga, así como el robo de vehículos y mototaxis.

ACCIONES. Atoche Meza señaló que en estas zonas rojas han ocurrido robos y constantes arrebatos los últimos meses. “En estos puntos no hay cámaras de vigilancia, ahora los delincuentes han migrado a estos lugares, porque ya saben dónde los vigilamos”, acotó.

“Al detectar que los hampones migran hacemos uso del mapa del delito, los seguimos, por ejemplo si hoy robaron en la calle Bolívar y mañana en el Pacífico es que están migrando para allá. Antes robaban casi siempre en el paradero Lambayeque, pero como una cámara ha sido instalada ahí, ya no lo hacen, ahora se han movilizado a Vista del Valle”, detalló.

Explicó que una vez identificado el recorrido de los delincuentes, se hacen operativos diarios en estos lugares con la Policía.

ZARUMILLA. En la provincia de Zarumilla la gerencia de seguridad ciudadana maneja un mapa del delito en el cual existen 22 zonas rojas donde se producen robos al paso, arrebatos, y otros delitos.

Se ha identificado al A.H Campo Amor, al sector Nuevo Piura, Emilio Noblecilla, Corazón Valiente, El Canario, el sector Nuevo Zarumilla, 30 de Agosto, Las Palmeras, Los Pinos, lugares donde prima el delito contra el matrimonio en la modalidad de hurto, robo y asalto.

Asimismo el puente Piedritas, el sector La Bocana, Héroes del Cenepa, el sector de Pozo Elevado, el A.H Las Flores, puntos donde hay incidencia de prostitución cladestina.

El A.H Virgen del Cisne, Las Malvinas, el sector Nueva Esperanza, el barrio Miraflores, el sector Corazón de Jesús, el óvalo del Eje Vial, el A.H Edmundo Romero y el barrio San José. En estas zonas existe microcomercialización de drogas, delitos contra el patrimonio, acciones de pandillaje, robo a mano armada, así como tenencia ilegal de armas.

Hasta la fecha 46 personas han muerto a manos de sicarios y generalmente el móvil es ajuste de cuentas o primacía de bandas.

La mayoría de estos crímenes se han cometido en la provincia fronteriza de Zarumilla, y hasta el momento no hay culpables identificados plenamente.

A decir de las autoridades políticas y policiales no aceptan pedir la declaratoria de emergencia en nuestra región por miedo a que el turismo disminuya.

Sin embargo, la cifra de asesinatos supera considerablemente la cantidad de muertes que se reportó el año 2015, de treinta y tres.

Recientemente el Gobierno Central envió un total de 15 patrulleros para optimizar el accionar policial en nuestra región.

Lo más leído